Una vez más Beck nos demostró su genialidad en Ceremonia 2018

Anoche se presentó como acto de clausura del escenario Ceremonia un Güero. Muy bien amado, muy admirado pero sobre todo, muy dinámico y capaz de hacer felices a todos los que se pusieron frente al entarimado y se dejaron llevar por ese pop pegajoso.

Beck es el nombre de este Güero, que desde el principio echó toda la carne al asador con rolas como “Loser”, y “Devil’s Haircut”. Después de un gran recibimiento y de la energía tanto de parte de Beck como del público, lograron que él se sintiera completamente en confianza y siguiera con su set de más de una hora.

Una vez más Beck nos demostró su genialidad en Ceremonia 2018

A partir de allí siguió con varios éxitos como “The New Pollution”, “Qué Onda Güero”, “Mixed Bizness” y después de ofrecer un gran saludo a México y demostrar lo feliz que estaba de regresar, introdujo los temas de su nuevo disco, Colors, del cual, según nos contó, se siente muy orgulloso de haberlo creado pues aunque pasó un tiempo considerable, el resultado resultó bastante favorable.

Conforme la gente se iba reuniendo, el frío que acogía la noche pasó. La gente estaba en un éxtasis constante con esas melodías ejecutadas perfectamente entre las coristas -que usaban diminutos vestidos-, el baterista -un afroamericano muy bien fornido y experto en la batería-, un bajista, guitarrista, tecladista -los tres vestidos muy formales con pantalón y saco negros y camisa blanca. Beck por otra parte, cambió de vestuario solo una vez, y pasó de usar una chamarra de piel y sombrero negro a un saco blanco y sombrero camello.

Una vez más Beck nos demostró su genialidad en Ceremonia 2018

Justo para el encore, que todos esperaban que la fiesta siguiera y nunca terminara, Beck paró todo en medio de “Where It’s At” para sentarse en una de las bocinas y decir: “Me la estoy pasando muy bien. ¿Cómo se la están pasando ustedes? Creo que no es necesario seguir tocando. Podemos estar aquí, platicando, ¿no lo creen?”. Una vez dicho esto, comenzó a introducir a cada miembro de su banda y en cada presentación unos solos o mejor dicho, covers impresionantes que sorprendieron a todos y una vez más demostraron por qué ver un show del Güero es algo sin igual.

Todo comenzó con “Good Times” de Chic en un solo de batería, después en un “Miss You” de The Rolling Stones para la guitarra, luego “Once in a Lifetime” de Talking Heads para el bajo, después “Cars” de Gary Numan para los teclados, “Talkin’ It To The Streets” de The Doobie Brothers para toda la banda y finalmente, un solo para Beck y su armónica y “One Foot in The Grave”.

beck en ceremonia 2018

Cuando toda la ovación de los presentes estaba en su máxima expresión, la banda retomó “Where It’s At” y así, después de una hora y unos minutos, fue como cerró un set que, a diferencia de cuando vino hace cuatro años, ahora estuvo repleto de buenas rolas, un show más recatado, menos experimental e improvisado y que para ser Beck, como precisamente nos contó, “siempre es bueno tocar las rolas que a la gente le gusta. Jamás se cansará de ellas, es su trabajo y lo disfruta”. ¡Gracias Güero! Siempre es bueno tenerte en casa.

Si quieres revisar el setlist completo y la galería de fotos da click aquí.

beck en ceremonia 2018