#LeyChayote fue aprobada en lo general por la Cámara de Diputados; ¿de qué se trata?

Por mayoría de votos, la Cámara de Diputados aprobó en lo general la Ley General de Publicidad Oficial, aunque aún se reservaron 61 artículos en lo particular, lo que resulta como el último intento de los partidos opositores para modificarlo.

Fueron 205 votos a favor, 168 en contra y cero abstenciones, siendo la mayoría conformada por el PRI, el PVEM y Panal por lo que se aprobó en general la Ley General de Comunicación Social con la que se busca dar cumplimiento a una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para legislar en materia de propaganda oficial. Ahora la ley pasará al Senado.

Vamos a hacer un pequeño recuento para saber de qué se trata la Ley de Publicidad Oficial y qué ha pasado con ella.

En noviembre del año pasado la Suprema Corte de Justicia aprobó un proyecto ordenando al Congreso emitir una ley para regular la publicidad oficial. Asunto que tendría un plazo hasta el 30 de abril de 2018.

Es decir, una legislación que obligue al gobierno federal y a los gobiernos estatales a regular la publicidad oficial que se transmite en medios de comunicación con el fin de que no exista un ejercicio arbitrario del presupuesto en comunicación social.

Los ministros señalaban que la falta de regulación de la publicidad oficial tenía un efecto silenciador en los medios y era un restricción directa a la libertad de expresión.

Lo anterior sucedió luego de que la Corte revisara un amparo promovido por la organización Artículo 19 -defensores de la libertad de expresión-.

El amparo impuesto señala que en la reforma político-electoral -aprobada en 2014- se ordena claramente que se debía emitir una ley específica para regular la publicidad oficial. La Corte señaló que en efecto el Congreso no había expedido la ley.

La falta de la ley “viola la libertad de expresión de prensa y de información, un derecho que requiere de medios de comunicación libres que transmitan a los ciudadanos todo tipo de opiniones, para lo cual, es necesario que cuenten con ingresos económicos suficientes”, así fue informado en un comunicado de la SCJN.

Sin embargo, el dictamen que se discutió en la Cámara no es lo que los medios necesitaban. Al menos así lo expresaron en un comunicado.

Animal Político refiere que fueron 133 los firmantes denunciando que dicho dictamen es una simulación de la libertad de expresión y legaliza las malas prácticas existentes.

Además de que no se incluyó a todas las iniciativas presentadas por el colectivo #MediosLibres, y sólo se retomó la iniciativa presentada por el PRI, PVEM y Nueva Alianza el 13 de marzo.

Aseguran que el documento no atiende los problemas “que supone la publicidad oficial, como ser un mecanismo de control indirecto de las líneas editoriales, la asignación discrecional de recursos públicos millonarios, su utilización para fines proselitistas o eletoreros, entre otros.

Entre las cosas que les preocupaban del dictamen están que se incentiva el uso proselitista de la publicidad oficial; que se sigue permitiendo la ineficiencia y discrecionalidad en el uso de los recursos;  que se centraliza más el control del gasto en publicidad oficial; la ausencia de fomento al pluralismo y la diversidad; y no propone transparencia o regulación de la medición de audiencia, circulación, visitas y rating.

El dictamen fue votado por la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados el 3 de abril, pero fue detenida la discusión en el pleno de la Cámara de Diputados hasta hoy, ya que se decidió remitir el dictamen a la Junta de Coordinación Política para que se hicieran las consultas jurídicas sobre si se puede escuchar la opinión de la sociedad civil.

La Comisión de Gobernación acaba de aprobar un dictamen de Ley sobre #PublicidadOficial sin escuchar a la sociedad civil y que sólo legaliza las malas prácticas. Aquí más información: https://t.co/KUmxjfan9F

¡No queremos simulaciones, queremos #MediosLibres! pic.twitter.com/HGOPVXGATk

— Fundar (@FundarMexico) 3 de abril de 2018

Incluso el diputado del PAN, Juan Pablo Piña, acusó que lo que busca el PRI es busca simular que el Congreso cumple con la sentencia de la Suprema Corte para regular la propaganda gubernamental. Afirmó que tanto el PRI como el Gobierno no están interesados en parar el gasto excesivo en publicidad oficial y su objetivo es mantener el control de los medios de comunicación.

La oposición 

De forma contraria a lo que se votó en las comisiones, Morena presentó ante el pleno de la Cámara de Diputados una moción suspensiva para que el dictamen de la Ley General de Comunicación Social no se votara y se regresara a comisiones.

Justo antes de la discusión, el diputado Juan Romero Tenorio de Morena; Juan Pablo Piña del PAN y Jesús Zambrano del PRD presentaron cada uno 3 mociones suspensivas en donde cuestionaron el proceso legislativo y calificaron de “simulación” el dictamen de la Comisión de Gobernación.

Sin embargo, las mociones suspensivas fueron rechazadas por 194 votos del PRI y sus aliados contra 168 de la oposición, por lo que se dio inicio a la discusión de la nueva Ley General de Comunicación Social.

Protestas

Las protestas no se hicieron esperar por parte de organizaciones civiles y periodistas que argumentan que la aprobación de dicha ley no beneficia en nada a las prácticas que ahora existen, y por el contrario las protegen.

 

Comentarios