Que los candidatos a la presidencia se comprometan a prohibir el reggaeton, pide Quadri

Y en la gustada sección “¡Ya siéntese señor!”: el excandidato presidencial Gabriel Quadri sabe bien que en los tiempos electorales hay que pedirle a los presidenciables que se posicionen sobre temas importantes, de peso… que los aspirantes a Los Pinos tienen de definirse respecto a los grandes problemas del país.

Por ello, haciendo uso de su nada apantallador poder de convocatoria, el que fuera acólito de Elba Esther Gordillo pidió a AMLO, Meade, Anaya, Zavala (ahhhh, sí y ahora también El Bronco), que quien quiera que llegue a la Presidencia se encargue de ¿ponerle fin a los actos de corrupción?, ¿hacer algo en serio para detener las desapariciones?, ¿proteger a los periodistas?, ¿parar los feminicidios?, ¿resolver la deuda pública?, ¿la defensa de los pueblos indígenas?, ¿algo de derechos humanos, educación, salud…? Nahhhhhh…. Prohibir esos ritmos que lo hacen fantasear con aquella edecán del debate presidencial (Julia Orayen, por si quieren saber de quién hablamos)… Es en serio: quiere que ya no exista el reguetón.

Entrevistado por El Universal, Quadri se puso en mood Aleks Syntek y argumentó que su petición pasada de mocha y autoritaria se basa en que, a su consideración, el reggaeton o reguetón (como les guste) es una expresión urbana que refleja la “máxima degradación” del ser humano. ¿Qué no era la política? Pues no, para el candidato más hípster que ha visto este país, el reguetón “es la máxima expresión de la vulgaridad, es una plaga, es la degradación máxima de la persona humana, en algo que se pretende llamar música”.

Pues sí, es que lo suyo es algo más pop…

En más argumentos contra el perreo intenso, el excandidato presidencial agregó que el ritmo que domina Maluma “refleja los niveles de la cultura popular, pero también es parte del populismo que estamos viendo en las campañas, todo ello es vulnerable a la demagogia”, criticó. Pues claro, así como hace seis años, cuando él estaba buscando cómo llamar la atención, también metió a su campaña el tribal. Puro populismo…

Comentarios