‘Debe haber una regulación, pero tenemos que ser cuidadosos’: Zuckerberg ante el Congreso de EEUU

La comparecencia de Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en la Cámara de Representantes finalizó después de más de 5 horas, misma duración que tuvo la de ayer frente al Senado.

Durante dos días se tocaron temas tan delicados como el escándalo de Cambridge Analytica, la filtración de datos de miles de usuarios y las campañas de desinformación política ligadas a Rusia. Ayer, 1o de abril, se presentó ante el Comité de Judicatura y Comercio del Senado de Estados Unidos y hoy, 11 de abril, ante la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos.

Hoy se enfrentó a una dura audiencia. Los legisladores le reprocharon que no actuara de forma más contundente y transparente en 2015, año en que Cambridge Analytica logró conseguir por primera vez datos de usuarios de Facebook.

Por lo anterior le pidieron normas de uso más transparentes y comprensibles para los usuarios.

Zuckerberg se mantuvo fiel a su guión original, pidió disculpas pero negó que la compañía estuviera haciendo un mal uso de la información de las personas de forma deliberada. Asumió que tendrá que hacer una nueva regulación a la ley de protección de datos, pero señaló que se debe tener cuidado con la regulación que se propone.

“Es inevitable que haya cierta necesidad de regulación en Internet”, pero “debemos ser cuidadosos y no poner algunas que pueden ser fáciles de cumplir por una empresa grande como Facebook pero no para una compañía que empieza” señaló.

Insistió que las personas que usan Facebook son “dueños en todo momento” de la información que comparten y que la compañía no hace nada sin el consentimiento de la persona, sin embargo las largas listas de normas y autorizaciones que se tienen que dar para poder usar muchas aplicaciones tiene como resultado que ese “control” no se ejerza realmente en algunas ocasiones.

Argumentó que Facebook “no vende información de sus usuarios”.

Regulación de Internet

Durante la comparecencia, uno de los temas más importantes fue necesidad de crear reformas a las leyes que regulan la protección de datos en Internet.

Cuestionaron al CEO de Facebook sobre investigaciones en las que la compañía se había visto envuelta por abusos con los datos, indagatorias de las que Zuckerberg parecía completamente ajeno.

Después de 11 respuestas en las que declaraba no tener conocimiento, la demócrata por Colorado, Diana DeGette, lo cuestionó: ¿Es usted el consejero delegado de Facebook?. Prosiguió asegurando que la razón por la que probablemente no recordaba nada era porque la Comisión de Comercio del Gobierno “carece de autoridad para emitir sanciones económicas ante primeros incumplimientos”, agregando que existía una necesidad de aplicar “fuertes sanciones” para evitar los abusos.

Llegaba a boca de los legisladores la legislación que entrará en vigor el 25 de mayo en Europa, un reglamento de protección de datos que unificará el marco de los 28 países de la Unión Europea y trae cambios ambiciosos: plantea liquidar las autorizaciones genéricas y ambiguas, garantiza que los ciudadanos tengan acceso a un fichero con todos los datos de los que disponga una compañía y contempla el derecho al olvido, además de multas de hasta 20 millones para quien incumpla.

A esto se refería Zuckerberg con “tener cuidado” con las medidas que se propongan.

Jan Schakowski, legislador de Illinois, hizo un conteo del número de disculpas que Zuckerberg ha pedido en estos años, acto que usó para recalcar que “la autorregulación no funciona“.

Una de las preguntas que más se escuchó: ¿Porqué no se hizo nada en 2015? 

Fue en ese año cuando Cambridge Analytica tuvo acceso a los datos de los usuarios a través de una aplicación llamada This is your digital life. En esa trampa cayó también el propio Zuckerberg con sus datos personales, o al menos así lo confesó.

Aunque para ese momento Cambridge ya había comprado los datos a otro desarrollador en el año 2015. Facebook entonces supo de eso y cerró el caso sin comunicarlo: “Quitamos la aplicación y pedimos que borraran los datos que tenían”.

La demócrata Anna Eshoo incluso preguntó si estaba dispuesto a modificar el modelo de negocios de la empresa. Cosa que lo puso un poco más incómodo.

 

A lo que sí y a lo que no tiene acceso Facebook 

Algunos congresistas basaron sus cuestionamientos en experiencias propias dentro de la plataforma.

Se escuchó que uno de ellos declaró que le habían estado apareciendo anuncios relacionados con lo que había hablado de ese mismo asunto verbalmente. Zuckerberg negó que Facebook pudiera escuchar conversaciones de sus usuarios con el objetivo de segmentar sus anuncios. Dijo que los publicistas no tenían acceso a los datos.

Algunos republicanos se quejaron de que la red social haya decidido retirar varias páginas políticas conservadoras, por lo que le pidieron que regulara mejor también esas decisiones con respecto al contenido.

Rusia y las elecciones

En ese sentido, declaró que antes de las elecciones legislativas de noviembre del presente año, Facebook ya habrá identificado la “identidad y ubicación” de las páginas políticas en la red social. Lo anterior porque Rusia promovió numerosas páginas falsas en el periodo anterior a las elecciones presidenciales de 2016, pero negó que se hubiera dado un trato especial a favor del equipo de Trump, el cual utilizó activamente Facebook “aplicamos los mismos estándares a todas las campañas”.

Lo que sí admitió fue que se ofreció personal de “apoyo de venta” a las campañas de Trump y Clinton antes de las elecciones presidenciales de 2016.

Aclaró también que ni Rusia ni China han robado datos de usuarios, al menos según la información que tiene disponible hasta el momento.

Comentarios