Y en la nota idiota de día: desaparecen 540 kilos de mota… policías aseguran que ratas se la comieron

Increíblemente, este caso no ocurrió en México…

Luego de dar varios golpes al crimen organizado, la policía de Argentina había logrado reunir un lote de 6 mil kilos de pura mois, el cual resguardó en un depósito judicial en la localidad bonaerense de Pilar. Sin embargo, en uno de los últimos inventarios, notaron que había desaparecido 540 kilotes del material. Y bueno… como si hubieran sido asesorados por agentes mexicanos, los ches encargados de echar ojo a la droga decomisada salieron con que la marihuana podría haber sido “comida por las ratas”.

Hazme el favrón cabor. Ante tal justificación que ni los magistrados que le dieron su registro a El Bronco hubieran aceptado, las autoridades argentinas separaron de su cargo a ocho agentes, tres de los cuales eran comisionarios. Esto por decisión del ministro de Seguridad, por orden de la Fiscalía, la cual se está dando a la tarea de determinar si, efectivamente, las pin%&/es ratotas se empacaron toda la marihuana. Aclarando, antes que todo, de que se habla cuando se refieren a “ratotas”. De las de dos o cuatro patas.

Marihuana decomisada en Pilar, Argentina
Foto: TELAM

Al parecer todo indica que la investigación se enfila más por el lado de los roedores que andan con uniforme. De acuerdo con El País, los expertos casi inmediatamente descartaron la explicación que dieron los policías, negando la posibilidad de que unas ratas pudieran confundir droga con comida… allá ni comen pozole pa’ echarle orégano. Por otra parte, incluso creyendo la explicación de los oficiales, la toxicidad de la mota habría provocado el hallazgo de numerosas ratas muertas… o de menos bien grifas. Cosa que no sucedió.

El robo de la marihuana – de haberse dado – no habría sido de fregadazo. Según el diario español, cuando hace un año se dio el relevo de autoridades, el nuevo comisario de la Delegación departamental de Pilar, Emilio Portero, se percató que había inconsistencias entre los registros de drogas incautadas y lo que había en resguardo. Así que solicitó a la Gendarmería allanar el edificio y hacer una revisión minuciosa. Ahí fue cuando se descubrió que de los 6 mil kilos que tenían, ya sólo quedaban menos de 5 mil 500.

Por ahora los agentes retirados de su cargo sólo están acusados de no cumplir con su responsabilidad. Serán llevados a declarar hasta el próximo 4 de mayo.