Milagro: Bebé abandonada en desagüe, sobrevive al frío y hormigas rojas

En este mundo cruel y despiadado, esta semana, la imagen de una bebé abandonada a su suerte en un desagüe de Port Elizabeth, conmovió al mundo y a miles de ciudadanos de Sudáfrica, que han pasado de la indignación a la fe, tras conocer la historia del heroico rescate de la recién nacida, que se encontraba a dos metros de profundidad y rodeada por hormigas rojas.

Charmaine Keevy, salió a su  caminata matutina como todos los días, al lado de su perro salchicha “Georgie”, en medio del recorrido, su perro se inquietó ante los gemidos que provenían de una alcantarilla.  Charmaine, pensó qué se trataba de un gato y no presta mayor atención, pero la actitud de su perro la hizo regresar, a lo lejos se escuchaba como un maullido, pero mientras se iba acercando, notó que en realidad se trataba de un bebé.

mujer con perro salchicha
Cornie Viljoen /cooperativa.cl

Rápidamente fue por ayuda a la avenida más cercana, Cornie Viljoen, detuvo su auto, Keevy le contó lo sucedido y no dudó en agarrar una especie de cuña que traía en la cajuela, tras llamar a emergencias y se dirigieron a la coladera. Al destaparla, se quedaron horrorizados tras  descubrir que se trataba de una recién nacida que aún traía el cordón umbilical y se encontraba desnuda sobre el frío concreto.

El automovilista, se ofreció a bajar por la bebé que se encontraba a dos metros de profundidad, mientras descendía sintió que algo comenzaba a picarle en las piernas, se dio cuenta de que estaba rozando una colonia de hormigas rojas,  mientras trataba de agarrar al bebé.

“Cuando llegué al hoyo, estaba más alto que mi cabeza y era tan angosto que tuve que ponerme de rodillas y no podía inclinarme. Las hormigas rojas me picaban en las piernas, pero luego sentí la  pierna del bebé y luego vi al bebé y me di cuenta de que se trataba de una escena del crimen, así que tomé una foto con flash y le pasé el teléfono a Charmaine”. “El bebé tuvo suerte de que las hormigas rojas estuvieran más arriba en el desagüe y no en el fondo donde ella estaba” Relató.

Pies de bebé
PxHere

En cuanto tuvo a la bebé en sus brazos, Cornie sintió tanta ternura, que sólo quería mantenerla en sus brazos por unos minutos, pero sabía que la pequeña necesitaba ayuda médica con urgencia, así que de inmediato la pasó a los brazos de la dueña del perro salchicha.

Los servicios de emergencia llegaron a la brevedad, los paramédicos atendieron a la bebé en el lugar, ya que sufría de hipotermia, posteriormente la llevaron al hospital ‘Dora Nginza’,  donde recibiría tratamiento de emergencia, ya que también sufría de problemas respiratorios.

La portavoz policial, Coronel Priscilla Naidu, dijo que la única forma en que el bebé podría haberse metido en el desagüe sería porque alguien habría de tratarse de deshacerse de ella, levantando la pesada coladera, bajando al interior y colocándole allí. Pero hasta el momento desconocen si lo hizo la madre, el padre, algún familiar o un delincuente. Nauidú considera que se trata de alguien que vive a las afueras del condado.

enfermera con bebé
Cornie Viljoen/Youtube

“No sé por qué alguien podría hacerle esto a un bebé recién nacido, pero estaba tan contenta de haber podido ayudarla y salvarle la vida”. Aseguró Charmonie.

Mientras siguen las investigaciones, la policía ha solicitado la presencia de algún testigo y de la madre del bebé en la comisaría.  La policía condenará a los culpables por encubrimiento de nacimientos y abandono de niños.

bebe
Cornie Viljoen /Youtube.com

Charmaine, la rescatista de 68 años, dijo: “Honestamente, creo que estaba destinado a encontrar a ese bebé por Dios, ya que por lo general, tomo una ruta diferente en el paseo de mi perro, pero por alguna razón fui por otro camino”. “No puedo evitar sentir que hay algún tipo de plan y propósito para la vida de esas niñas pequeñas: es un milagro sin lugar a dudas.”

La bebé que fue nombrada, Grace April se e ha convertido en una celebridad en el hospital donde fue trasladada, aunque los ciudadanos de Sudáfrica, también prefieren llamarla, la niña “milagro”