Mundo enfermo y triste: prenden fuego a un indigente mientras dormía, ya van 6 casos

Las agresiones contra personas en situación de calle han aumentado considerablemente en México. “El Satán” era un joven que vivía en la calle y dormía en una camioneta vieja cerca del parque La Moderna en la delegación Iztacalco de la Ciudad de México. De acuerdo con El Universal, se negó a vender droga ante el Cártel de Tepito, por lo que murió calcinado dentro del vehículo que usaba como refugio.

La procuraduría local señaló, después del peritaje, que le rociaron gasolina y le arrojaron un cerillo. Esta no fue la primera vez que lo habían atacado de esa forma. Se sabe que en marzo del año pasado también lo intentaron quemar, pero aquella vez logró reaccionar a tiempo y sólo se quedó con marcas de la agresión.

Indigentes
Foto: El Universal

No es el primer caso

La Procuraduría de la Ciudad de México y el Instituto de Asistencia e Integración Social –IASIS–, parte del Gobierno de la Ciudad, informaron que han documentado desde septiembre de 2017 a abril del presente año, que un total de 6 personas en situación de calle sufrieron ataques similares: fueron quemados en la calle mientras dormían.

En ese sentido hasta el momento existen dos líneas de investigación. La primera apunta a la presunta participación de integrantes del Cártel de Tepito, quienes piden a los indigentes vender droga –marihuana, cocaína, pastillas sicotrópicas y cristal– y ante la negativa, les prenden fuego. Algunos sobrevivientes declararon que los del cártel les ofrecieron vender las sustancias a cambio de un pago de hasta 500 pesos por día. La condición era que tenían que estar las 24 horas del día al servicio de los traficantes.

drogas
Foto: Web

Incluso, en investigaciones de la Fiscalía Contra el Narcomenudeo, se descubrió que a algunos les ofrecieron trabajo como mulas (para el traslado de drogas). Quienes sí accedieron, hacían llegar drogas desde Iztapalapa hasta la delegación Gustavo A. Madero pasando por todo el corredor de la avenida Insurgentes, Roma-Condesa, Tepito y el Zócalo. Por su condición no eran detectados, molestados o detenidos por las autoridades.

A pesar de las líneas de investigación, en este sentido no existen denuncias pues las víctimas tienen miedo a las represalias. La segunda hipótesis tiene que ver con una disputa entre indigentes que surge por la invasión de espacios “bien colocados”, es decir lugares como parques, calles, jardines y otros sitios cercanos a los espacios donde se concentra la gente. Esos son los lugares peleados por una razón: es ahí donde están mas seguros porque son puntos vigilados por la policía. También pueden acceder a comida que los transeúntes les dan, o bien, encuentran en la basura. El conflicto comienza cuando se quieren apoderar de esos espacios.

Indigente
Foto: El Universal

Aumentan las agresiones contra indigentes

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México se mostró preocupada por el aumento de las agresiones –durante los 3 primeros meses de este año– que sufre la población en situación de calle.

Se dio a conocer que en la Cuarta Visitaduría, se han documentado 74 quejas por agresiones a indigentes, 19 de las cuales se registraron durante el primer trimestre de 2018. En 6 de esos casos, fueron quemados mientras deambulaban por la delegación Cuauhtémoc.