Rafael Caro Quintero es ingresado a la lista de los 10 fugitivos más buscados por el FBI

Rafael Caro Quintero, presunto líder del Cártel de Sinaloa fue incluido por el FBI en la lista de los 10 fugitivos más buscados. Además se le acusa de su presunta participación en el secuestro y asesinato del agente especial de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena Salazar en 1985.

Esta es la primera vez que un sospechoso buscado por la DEA -Agencia para el Control de Drogas- es incluido entre los principales objetivos del FBI.

Se piensa que fue parte de una organización criminal de narcotráfico entre 1980 y 2017, misma que es señalada como la responsable del homicidio del agente Camarena.


Los representantes de la Administración Antidrogas de Estados Unidos -DEA-, el Buró Federal de Investigaciones -FBI- y el Departamento de Estado anunciaron en conferencia de prensa que debido a que podría estar implicado en el homicidio del agente y a que se le considera una persona “armada y sumamente peligrosa”, se ofrece una recompensa de 20 millones de dólares por información que conduzca a su captura. 

Se aseguró que la decisión del FBI de incluirlo en la lista tiene como objetivo ubicar lo más pronto posible al presunto narcotraficante de 65 años que fue liberado en México, en 2013.

De la prisión de Puente Grande, en Jalisco, Caro Quintero fue liberado el 9 de agosto de 2013 debido a que el Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito presentó fallas procesales en su juicio. Inmediatamente la DEA lo volvió a poner en su lista de los más buscados y el Departamento de Estado de Estados Unidos ofreció una recompensa de 5 millones de dólares por información que llevara a la captura del criminal.

Liberación Caro Quintero
Foto: Aristegui Noticias

¿Cuáles fueron esas fallas? 

Caro Quintero no debió ser juzgado por tribunales federales sino por uno estatal, ya que el agente especial Camarena no era un funcionario diplomático ni oficialmente formaba parte del cuerpo consular estadounidense.

Hasta ese momento, permaneció 28 años en prisión -de los 40 años a los que fue sentenciado-. Así es referido por la BBC.

El hecho por el que fue condenado sucedió en 1984, cuando tropas mexicanas irrumpieron en una granja de marihuana -propiedad del cártel de Guadalajara- y Caro Quintero culpó al agente Camarena ordenando su asesinato.

El cártel levantó al agente y lo llevó a un rancho, lugar en donde fue brutalmente torturado. The Washingtong Post refiere que un médico del cártel le inyectó anfetaminas para mantenerlo despierto y prolongar su sufrimiento.

Su muerte indignó a Estados Unidos e inició la investigación de la DEA. Sin embargo a pesar de las solicitudes del vecino norteamericano, Caro Quintero nunca fue extraditado.

Las investigaciones señalan que ahora podría estar en algún lugar de las montañas de la Sierra Madre en México.

Rafael Caro Quintero recompensa
Foto: @DEAHQ