Heroína nivel: Aterrizó de emergencia un avión y salvó más de 140 vidas

¡Alguien denle una chela y una dotación de pizzas de por vida! Pues con nervios de acero, esta piloto pudo aterrizar un avión que estaba a punto de colapsar y de convertir la historia en una tragedia nacional.

Ahí les va la historia. A pocos minutos de haber despegado, el vuelo de Southwest Airlines que iba de Nueva York a Dallas, con 149 pasajeros, empezó a tener severos problemas, pues uno de los motores estalló y provocó que una ventanilla se rompiera, esto ocasionó que lamentablemente una mujer falleciera, ya que fue succionada por el espacio que dejó el vidrio roto.

Gracias a este terrible incidente, el avión tuvo que aterrizar de emergencia en Filadelfia, pero lo aplaudible del asunto, recibe el nombre de Tammie Jo Shults, pues logró aterrizar con seguridad y con nervios de acero este avión a pesar de todas las dificultades, salvando más de 140 vidas en un vuelo que fácilmente pudo haber acabo en una lamentable tragedia. Obviamente, los pasajeros y el mundo entero ya la bautizaron como ‘El Ángel de Southwest‘.

En este aterrador incidente, y como película de terror hollywoodense, las máscaras de oxígeno se hicieron presentes y los pasajeros vivieron uno de los momentos más terroríficos de sus vidas. Pero no Tammie, pues no hubo pánico en su voz al dar instrucciones y tomar decisiones tan importantes en esta situación.

Recapitulemos un poco por si hay alguien por aquí que no esté dimensionando el asunto. La piloto hablaba calmada y serena, mientras describía la emergencia que estaba ocurriendo a más de 30.000 pies de altura; y con esta tranquilidad digna del premio a ‘Y tú creyendo que trabajas bien bajo presión’, ATERRIZÓ UN AVIÓN QUE ESTABA A PUNTO DE COLAPSAR. WTF?!?!?

“Tenemos una parte de la aeronave desaparecida”, le dijo la piloto al centro de control aéreo. Mientras conversaban amablemente sobre el aterrizaje de emergencia, Tammie preguntó: “¿Podrían tener un equipo médico que nos recibiera también en la pista? Tenemos pasajeros heridos”.

Y le respondieron: “Pasajeros heridos, ok. ¿Y está su avión físicamente en llamas?”. “No, no está en llamas”, respondió. “Pero hay una parte desaparecida. Dicen que hay un hoyo y que alguien se salió”.

El controlador de tráfico aéreo respondió: “Um, lo siento. ¿Dijiste que hay un hoyo y que alguien se salió? No importa, Southwest 1380, lo solucionaremos”.

Imaginen el colapso nervioso de las personas a bordo, imaginen que en pleno vuelo escuches las palabras: “prepárense para un aterrizaje forzoso, prepárense para un aterrizaje forzoso“. Qué ca***n.

Pero al final, todo salió bien, pues aunque al aterrizar había gente con crisis nerviosa, y muchos pasajeros llorando (y no es para menos), Tammie Jo Shults se convirtió en el ángel guardián de todos los presentes.

Los pasajeros no han dejado de aplaudirle su valentía, entrega, y profesionalismo aún después del aterrizaje:

Alfred Tumlinson, le dijo a la WPVI: “Ella tenía nervios de acero. Aplaudo a esa mujer. Voy a enviarle una tarjeta de Navidad, te digo, con un certificado de regalo por traerme a tierra. Ella es asombrosa”.

Johnson, otro pasajero, también tuiteó una foto de la tripulación, llamándolos héroes. “Perdimos un motor en la mitad del vuelo y ellos nos trajeron de vuelta a Filadelfia salvando a 149 pasajeros a bordo”.

Ella es Tammie Jo Shults
Ella es Tammie Jo Shults