Netflix podría comprar algunas salas de cine para poder competir en los Oscar

En 2015 cuando Netflix estrenó Beasts of No Nation bajo la dirección de Cary Fukunaga, Netflix comenzó a considerar meter sus producciones fílmicas a festivales y, sobre todo, a competencia por los mejores reconocimientos dentro de la industria. Esta cinta protagonizada por Idris Elba se estrenó en el Festival de Cine de Venecia y fue nominado y reconocido por los BAFTA, Golden Globes y el Sindicato de Actores, pero no por el más importante: la Academia.

De alguna manera, a partir de este lanzamiento, Netflix comenzó una especie de lucha para que sus producciones fueran reconocidas a nivel internacional. Poco a poco se ha dado paso a que algunas películas lleguen a esta clase de eventos. Los mejores ejemplos fue Mudbound de Dee Rees en la edición de 2018 de los Oscars, y Okja y The Meyerowitz Stories de Boon Joon-ho y Noah Baumbach en Cannes 2017.

Sin embargo, cada uno de los pasos que esta plataforma de streaming había dado, regresaron cuando algunos directores importantes como Steven Spielberg comentaron que estos filmes no deben competir por un Oscar, o bien, cuando el director de Cannes, Thierry Frémaux, dijo que las películas de Netflix no podían competir por la Palma de Oro, pero sí tenían la posibilidad de proyectarse en su programa.

Ahora, Netflix podría tomar otras cartas en el asunto. De acuerdo con Los Angeles Times, la plataforma de streaming está considerando comprar salas de cine en Los Ángeles y Nueva York para asegurar que sus películas puedan competir por algunos premios, en especial los Oscar. Una fuente comentó: “Para ser considerados en los premios, necesitan tener la capacidad de estrenar sus películas en salas de cine”.

La estrategia de Netflix hasta ahora ha sido lanzar una película en streaming y en cine el mismo día. Las proyecciones tradicionales es una de las “condiciones” para entrar en competencia; para los Oscar, debe estar en salas al menos una semana. Mientras más tiempo una cinta se exhiba, tiene más probabilidades de ser reconocida… Por eso, las cuatro películas que se mencionaron al principio, fueron exhibidas de esta forma y lograron ser consideradas en varios lugares.

Esta posible decisión viene después de un fuerte debate entre Netflix y Cannes. El festival puso como regla que una cinta, para que pueda competir, se debe subir a streaming 36 meses después de su proyección en cines franceses, lo que excluye de forma determinante las producciones de esta plataforma, HBO, Amazon y más. Netflix respondió de forma directa y sacó cinco de los filmes que iba a mandar al festival, incluida Roma de Alfonso Cuarón y The Other Side of the Wind de Orson Welles.