Aquí nos tocó vivir

¿Cómo va el debate sobre la legalización de la marihuana?

El debate sobre la legalización del uso de la marihuana ha dado mucho de qué hablar.

En enero de este año, el titular de la Secretaría de Turismo, Enrique de la Madrid, señaló, durante su participación en una conferencia de Turismo organizada por la Universidad Anáhuac, que una forma de atacar al crimen organizado que ha afectado la seguridad en diversos destinos turísticos clave de México -como Cancún y Los Cabos- es mediante la legalización del consumo de marihuana en algunas zonas del país.

Con esta declaración, el debate sobre el tema revivió en el país. Mucho se ha hablado sobre las ventajas y desventajas de llevarlo a cabo, que si se acabaría con el tráfico de esa droga, que si ocasionaría un consumo sin control en el país, que si sólo debe ser usada con fines medicinales, etc.

¿Cómo va el debate? 

Para empezar, el consumo recreativo de la marihuana en México fue ilegal hasta el año pasado.

A pesar de ello, la Suprema Corte de Justicia de la Nación -SCJN- otorgó la autorización de uso y cultivo de marihuana con fines de autoconsumo y recreativo, a 4 personas que así lo solicitaron en noviembre del 2015. El segundo amparo fue otorgado apenas el pasado 12 de abril. La Corte permitió a una sola persona -que así lo solicitó- que por los próximos 3 años la persona amparada puede sembrar, cosechar, transportar y fumar la hierba libremente.

Así también fue para los amparados en 2015.

En el marco de los inicios de las discusiones, el todavía presidente Enrique Peña Nieto presentó en 2016 una iniciativa ante el Congreso con el objetivo de aumentar el porte legal mínimo de marihuana, es decir pasar el límite de 5 a 28 gramos. No fue aprobada.

Fue hasta 2017, que la Cámara de Diputados aprobó el uso de la marihuana con fines medicinales y terapéuticos. El 29 de abril del año pasado los legisladores aprobaron la reforma a la Ley General de Salud para permitir el uso de derivados del cannabis, así como al Código Penal Federal para despenalizar su cultivo en el país.

El decreto fue publicado en el Diario Oficial de la Federación hasta el 20 de junio de 2017.

Pero, ¿qué ha pasado en la Ciudad de México? 

La Constitución de la Ciudad de México establece que se permitirá el uso médico y terapéutico de la marihuana -y sus derivados- de acuerdo a la Constitución Federal. Recién que fue aprobada la constitución para la CDMX –ya no DF– se habló de que uno de los apartados más polémicos era precisamente que se permitiera el uso médico y terapéutico de la hierba. Así es referido en Forbes.

Todo está definido en el artículo 14, apartado D, numeral 7:

A toda persona se le permitirá el uso médico y terapéutico de la cannabis sativa, indica, americana o mariguana y sus derivados, de conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la legislación aplicable.

Inicialmente, la propuesta del exjefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, planteaba que se incluyera en la Constitución local que no se sancionara el consumo de la marihuana, a excepción de casos en que la acción representara un peligro o dañara los derechos de las personas.

La redacción de la misma estuvo respaldada por académicos de la UNAM, encabezados por el exrector Juan Ramón de la Fuente, a quien Mancera reconoció en su momento como la figura “crucial” para que proyecto se incluyera en la Carta Magna.

Ya en la discusión del tema, incluso fue presentada una reserva para que también se legalizara el consumo lúdico de la hierba, propuesta que no fue admitida en pleno y quedó en veremos.

El diputado Jesús Ortega del PRD, señaló a Expansión que lo que pasó fue un empate sobre el uso con fines recreativos, ya que se cuestionó la prevalencia de determinaciones “moralinas y religiosas” pues si se permite a una persona emborracharse pero no se reconoce el derecho a consumir la droga.

La discusión se quedó estancada.

Mancera declaró, en uno de los cortes informativos tras el 19-S, que antes de legalizar la venta de la marihuana tendría que haber un debate responsable.

“Nosotros no descartamos de ninguna manera, me parece que es un debate que se debe dar, que es un debate que deberá estar en el día a día, en la agenda. Pero no diría yo que tenemos solucionado el cómo, porque hoy, el consumo de marihuana para asuntos estrictamente personales, no es delito. No es delito desde hace mucho tiempo, pero cómo llega el producto al consumidor es algo que no se ha resuelto ” señaló.


Mancera se considera uno de los impulsores del uso medicinal de la marihuana. 

Comentarios