Las Fake News del ataque químico en Siria

Los aliados al gobierno de Vladimir Putin, andan desatados, después de que les sacaran sus trapitos al sol y  se hiciera evidente la intervención rusa en el origen y propagación de noticias falsas, han cambiado de estrategia, por qué lanzar una fake news, si pueden utilizar cinco con versiones diferentes,  creando más confusión y logrando manipular  y despistar al mundo, sobre lo que realmente está pasando en Siria.

Para que el ataque de desinformación se llevara a cabo, tendrían que aliarse con los medios de comunicación simpatizantes del Kremlin, de tal manera que agencias de información como RT, sitios de habla anglosajona y portales en Castellano de España y América Latina, difundieran la misma noticia, pero con versiones tan discrepantes e inverosímiles con las que lograrían conseguir un nudo de información contrastante  en el que nadie sabría  qué creer.

La semana pasada, un supuesto ataque con armas químicas a la población de Duma y  vídeo con contenido sensible donde aparecían las víctimas del ataque, que mostraba la cruel situación en la que están viviendo niños y adultos heridos y muertos en las afueras de Damasco, derivó en  la repuesta de la coalición de EE UU, Francia y Reino Unido, en un “golpe de precisión” contra centros de producción y almacenamiento de armas químicas.

Niña siria herida de Douma. Fotografía: Abd Doumany—AFP/Getty Images

El ataque químico no ha sido confirmado por los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), pero un grupo de periodistas independientes lo ha estudiado, verificando  y confirmado la veracidad de la cinta, grabada por activistas, que se suma al informe de la Organización Mundial de la Salud, donde se indica que 500 personas fueron tratadas por síntomas de exposición a químicos tóxicos.

Después de la embestida de la alianza y la represión en Siria, medios como RT, y sus agencias de noticias Sputnik y Tass, han difundido diferentes versiones que consiguen crear confusión, -una práctica común del Kremlin- aunque al final, el East Stratcom, el Equipo de Estrategia de Comunicación para el Este de la Unión Europea, asegura que esta medida les valió poco, pues la larga las mentiras son desmontadas.

Estas son las versiones que desde  el día del ataque químico se han promovido sobre Duma:

rescate niño sirio
Painterest

1.- Los ‘Cascos Blancos’ son “terroristas”:

Los Cascos Blancos son un grupo de voluntarios que brinda protección y asistencia de civiles en las zonas controladas, parte de su misión es documentar con imágenes lo sucedido en las zonas de rescate, por lo que a falta de periodistas internacionales en las zonas de conflicto, se han convertido en una de las pocas fuentes para documentar el sufrimiento de los civiles en las zonas rebeldes de Siria atacadas por el régimen y su aliado ruso.

El día del ataque químico, al menos tres vídeos fueron publicados, en los que se ve a decenas de cadáveres con como espuma en la boca, síntomas propios de ataques con gas, eran los reportes de los  Cascos Blancos, también conocidos como Defensa Civil Siria, lo que los convertiría en testigos incómodos

Con el tiempo se ha convertido en focos rojos para el Kremlin, entre otras cosas han mostrado cómo las fuerzas rusas destruyeron hospitales durante el sitio de Alepo en 2016. Por lo que Rusia se ha dedicado a cuestionar la  imparcialidad de la organización. Y RT, juega un papel muy importante en la desacreditación. Con frecuencia, tienen entrevistados donde acusan a los Cascos Blancos de ser “terroristas”.  Estos días RT ha publicado artículos en los que cuestionan la integridad de este grupo, acusándolos de saquear los víveres de víctimas hambrientas.

2.- Videos Falsos

El canal internacional RT, ha conseguido que personalidades de diferentes ámbitos afirmen que los vídeos de los Cascos Blancos son falsos, manipulando la información con  “noticias falsas sobre noticias falsas”.

En la versión española de RT, la monja Agnés-Mariam de la Cruz, superiora del Monasterio de San Jacobo, en Siria,aseguró que se encontraba en el lugar de los hechos el día que ocurrió todo: “Ya sabe que a un kilómetro de distancia, o tres kilómetros de distancia se puede sentir o se puede oler”, dijo la monja. “Nada ha pasado”. (refiriéndose al ataque químico)

La bloguera británica Vanessa Beeley, presente en Siria, es una de las que asegura con mayor vehemencia que los Cascos Blancos filman vídeos falsos en entrevistas para el canal.

Pero las versiones que desacreditan a organizaciones de rescate, también provienen estando fuera del lugar de los hechos. como es el caso de Abu Faisal Sergio Tapia, presentado por la versión en español de RT como “experto en asuntos de Oriente Medio” y entrevistado desde Santa Fe, Argentina.

Otra entrevistada de RT que ha cuestionado a los Cascos Blancos, es la periodista canadiense Eva Barlett,en un evento organizado por Siria en Naciones Unidas aseguró que este grupo “recicla víctimas”, y aportó como prueba la frecuencia con la que rescataban niñas llamadas Aya. Los verificadores de la web Snopes comprobaron que tres niñas llamadas Aya y rescatadas por los Cascos Blancos eran diferentes víctimas. Aya es de hecho un nombre popular en Siria.

“He visto cientos de vídeos de los Cascos Blancos y en ninguno he observado una desinformación deliberada”, dice el profesor Lucas. “A veces exageran el número de víctimas pero eso es atribuible a la dificultad de informar sobre el terreno en medio de una guerra”.

Muchos otros aseguran que en el caso de Duma, los rescatistas aparentemente colocaron a dos víctimas en una posición de abrazo quizás para acentuar el efecto dramático, como averiguó un productor de la BBC, Riam Dalati, que examinó otras imágenes en las que ambos cadáveres aparecían separados.

Sin embargo, ninguno de los expertos independientes no han encontrado ejemplos de manipulación deliberada por parte de los Cascos Blancos.

“Mata a un perro y a te dicen mata perros”, y es que  tantas versiones equivocas, que  se han derivado y apuntado a los Cascos Blancos, tiene una razón. En 2016,  los Cascos Blancos pidieron perdón por simular un rescate que difundieron, con el objetivo de concienciar sobre su trabajo, aprovechando la moda viral del Mannequin Challenge, en la que los protagonistas de los vídeos fingían estar congelados. Desde entonces los medios rusos han usado esa grabación como prueba de que falsifican vídeos.

voluntarios Siria
Flickr

3.- Los culpables son los Cascos Blancos con ayuda británica.

Los expertos independientes no han encontrado ejemplos de manipulación deliberada por parte de los Cascos Blancos.

Medios de comunicación de Rusia y Siria, le han achacado los ataques químicos a los Cascos Blancos, rebeldes sirios o de accidente, donde supuestamente Reino Unido, estaría involucrado. Estas teorías de la conspiración recibieron difusión por parte de actores de la extrema derecha en Europa y EE UU.

Un portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, afirmó que tenía pruebas de que Reino Unido presionó intensamente a los Cascos Blancos para “producir lo antes posible una provocación”. La embajadora británica en Naciones Unidas, Karen Pierce, calificó la acusación de “mentira descarada y grotesca”.

Pero la manipulación de la información, ya se había preparado con antelación al ataque. Los expertos apuntan a que “Durante semanas, publicaron desinformación sobre supuestos laboratorios químicos en la zona”.

cruz roja turca en Siria
Flickr

4.- Lo niega la Media Luna Roja en Siria.

Medios rusos como la agencia Tass o la televisión RT difundieron un falso comunicado de doctores de esta organización,  en el que negarían el ataque químico en Duma. Esto es falso como aseguró la propia Media Luna Roja a la web estadounidense premiada con el Pulitzer PolitiFact.

“No tenemos conocimiento de tal declaración”, le dijo a PolitiFact la portavoz Rana Sidani Cassou desde la oficina de Beirut de la Federación Internacional de la Cruz Roja. “Ni la Media Luna Roja Siria ni la Federación Internacional están en una posición para confirmar o negar cualquier ataque”.

A pesar de ello, el daño ya estaba hecho. El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, usó dos días después del ataque esa falsa declaración de la Media Luna Roja: “Nuestros especialistas militares han visitado el lugar junto con representantes de la Media Luna Roja… y no encontraron ningún resto de gas cloro u otra sustancia química usada contra civiles”, dijo Lavrov según la BBC.

El sitio web estadounidense,  Antiwar.com , difundieron la noticia con base en la información proveniente de medios rusos. Pero a pesar de la verificación de PolitiFact, RT no ha rectificado aún su información del 8 de abril basada en esa declaración falsas.

portavos ministerio de Defensa Ruso
Flickr

5.- Declaraciones forzadas

Observadores independientes temen que Rusia haya podido fabricar pruebas aprovechando su presencia militar en el terreno. Dos días después del ataque, Aljazeera emitió un vídeo en el que se ve a personal militar ruso visitando el edificio del supuesto ataque. Lo que sugiere que los rusos pudieron “limpiar el lugar” y obtener  testimonios forzados.

El viernes, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, dijo que pronto emitirían una entrevista en vivo con varios de los paramédicos que aparecen en los vídeos y que admitirían que no se había producido ningún ataque químico.

La agencia de noticias rusa Sputnik, emitió ese mismo día una entrevista con dos  enfermeros, quienes aludieron que el caos se produjo por la posibilidad de haber sido gaseados,  “Los doctores nos dijeron que no hubo un envenenamiento químico”, le dice uno de ellos, no identificado, a la cámara. Pero la web opositora siria, “Syria Call”, desmiente esta información, declarando que los médicos testificaron bajo amenaza de arresto.