¡Por acá les contamos qué tal se puso el segundo día de Pa’l Norte 2018!

Fotos: Israel Martínez

Llegó el segundo día de Pa’l Norte, y el clima por fin cedió. Ya no huele a que la cosa se pondrá como en el Corona Capital de hace 4 años, nada de pantanos ni monstruos del lago Ness, GGG, sino todo lo contrario, el sol se puso bien recio y la chela resbala más facil que un niño en un tobogán del CICI.

Ahora sí, ahí les van las bandas del segundo día en Pa’l Norte 2018:

Elsa y Elmar

Esta colombiana está creciendo a pasos agigantados. Si en el Vive Latino nos dejó con un GRAN sabor de boca, en el Pa’l Norte no fue la excepción, pues aunque tocó solo 30 minutitos, fueron más que suficientes para llevarse una gran ovación por parte del respetable. “Fuma”, “Culpa tengo”, y “Kmbiar” fueron coreadas por todos los presentes. ¿Lo malo? El sol estaba pegando derechito en la cara como si te la estuviera mentando. Pero vaya show…

El Gran Silencio

Se la volaron… ¡SE LA VOLARON! Abrieron con toda la energía del mundo su set con ‘Círculo de Amor’, imaginen, tirando toda la carne al asador desde el primer segundo, y obvio la gente respondió. Enseguida llegó ‘Chuntaro Style’ y hasta se veía toda la tierra volando del bailazo que se armo. Salte y salte, cante y cante, y la cerveza refrescando gargantas porque el sol estaba de CHTM.

Llegó “Tonta canción de amor No. 2” y los que nos acordamos del discazo de Libres y Locos estuvimos al borde de las lágrimas. Pero el momento ganador, fue cuando empezó algo así que dice: “Dueeeeerme soñaaando, con tus ojooos tan plenos despiertoooos”, imaginen a la banda, la locura. ¡Bastante redondo el set de El Gran Silencio! Ojalá pronto escuchemos “El mitote” en vivo.

Enjambre

Uno pensaría que las bandas mexicanas sólo sirven de relleno en los lineups, sin embargo Enjambre llega siempre para demostrarnos lo equivocados que estamos. Muy puntuales, a las 4:50 salieron al escenario Tecate Light, el cual estaba repleto de gente, algo que el día de ayer no se veía.

Canciones como “Dulce Soledad”, “Y La Esperanza”, “Visita” y “Tercer Tipo” fueron coreadas por cientos de personas que esperaban ver con ansías a la banda proveniente de Fresnillo.

División Minúscula

Otra de las bandas más esperadas en sel segundo día del Pal’ Norte fue División Minúscula, quienes con canciones como “Sismo”, “Las Luces de esta ciudad” y la ya famosa “Sognaré” nos llevaron por un viaje al pasado y nos hicieron recordar esos días de secundaria en los que uno llegaba de la escuela, prendía la tv para escuchar algo de música y se acostaba en la cama a contemplar y pensar lo compleja que era la vida (o al menos muchos lo pensábamos así)

Los fans, la mayoría chavitos de entre 17 y 24 años, no dejaron de corear las rolas de Javier Blake y compañía, quienes en todo momento le dieron las gracias al público por haber venido de distintas partes de la republica mexicana a verlos. Con el escenario AT&T repleto de gente como testigo, el show de División Minúscula fue de esos que quedarán en la memoria del festival.


Cuando las alarmas suenan en Pa’l Norte, es porque una banda sorpesa subirá al escenario para interpretar un par de temas, el primer día del festival, subió Bacilos y los Kumbia Kings, pero hoy… jijo mano, hoy subió… ¡GARIBALDI! Lo increíble, fue que no hubo abucheos ni botellazos, sino todo lo contrario, el Parque Fundidora se convirtió en una mega fiesta de boda y todos cantando “La Ventanita”… ¡PLOP!

Miranda!

Miranda llenó de energía al público regiomontano y lo puso a bailar y cantar durante una hora entera en donde ofrecieron, de entrada, canciones como “Nadie Como Tú” y “El Profe”. Luego, entre el público alguien gritó lo que, seguramente, la mayoría estaba pensando: “Toquen las chingonas”, a lo que la banda respondió de la mejor manera deleitando a su gente con “Perfecta”.

Luego de ahí, éxito tras otro, pero la mejor parte llegó cuando la banda invitó a dos de sus fans a echarle fuego a la pista con “Ritmo y Decepción”. Más tarde y en un escenario lleno de luces que seguían el ritmo, “Yo Te Diré” provocó que toda la gente alzara sus celulares para grabar el momento; pero, sin duda, fue “Don”, con la que todo mundo esperó para gritar al unísimo “Es un solo… ¡¡ES LA GUITARRA DE LOLO!!”


¿Se acuerdan cuando les contamos que Garibaldi fue uno de los actos sorpresas de Pa’l Norte 2018? ¿Qué pasaría si les dijéramos que los responsables de hacerte bailar “La Macarena” en cada boda, XV años, graduación, estuvieron aquí… WHAT?! sÍ, Los del Río subieron al escenario para poner a bailar a toooodo mundo, ¡estuvo heavy!

Queens of the Stone Age

Debido al retraso de las bandas que se presentaron anteriormente en el escenario, Queens Of The Stone Age salió al escenario cerca de las 8:40 de la noche. Con un “Hola, qué tal” por parte de Josh Homme, la presentación de QOTSA nos regaló canciones como “Walk The Night”, “My God Is The Sun”, “No One Knows” y “Make It Wit Chu”.

Aunque el escenario no estaba tan lleno como en otras presentaciones, eso no impidió que Josh dejara mostrar su gran ego sobre el escenario, en donde caminaba de un lado a otro para domostrarle a sus fans regios lo que significa ser el líder de una de las bandas de rock más importantes de los últimos tiempos.

Justice

Sentimientos encontrados con la presentación de Justice en Pa’l Norte 2018. Por un lado, llevaron unos visuales y una producción de primer nivel. Todo el juego de iluminación que iba acorde con cada beat se veía increíble. La estructura de luces que estaba encima de ellos y se movía lentamente lucía genial. Hasta los amplificadores falsos que estaba a sus espaldas, y que en realidad eran luces, se veía cañón.

Pero… los remixes y el mood en el que tocaron no fue el mejor, no sabemos si es porque la gente ya estaba cansada, o el dueto no logró conectar con el público, pero nomás no pasó nada. La verdad es que nos dieron una versión muy pobre de “Dance”, y pasó lo mismo con “Stress”. No fue su mejor día.

 

Molotov

¿Por qué siempre que se presenta Molotov es un éxito rotundo? ¿Por qué siempre cierran festivales y se pone hasta la m**** el escenario principal? Facil, porque son garantía. Y a eso súmenle que el mexicano, tiene por naturaleza la necesidad de desahogarse y gritar groserías y mentadas de madre para liberar el alma. Claro que cuando sube Molotov al escenario a tocar “Chinga tu madre”, todo se vuelve caos y la locura se apodera de todos.

La cuestión aquí, es que a la banda ya se le ve cansada, y claro, no es lo mismo a los 20’s, que a los 40’s/50’s… pues a pesar de que sonaron muy bien ensayados y bastante precisos, en algunas ocasiones se les notó más ‘cumpliendo’ que echando el desmadre que solo ellos saben hacer.