Lo que rifó y no rifó de la presentación de Justice en Pa’l Norte 2018

Llegó el día esperado por todos los fanáticos de este dúo francés de música electrónica compuesto por Gaspard Augé y Xavier de Rosnay. Los ánimos estaba a tope, así como el escenario Tecate Original, pues todo mundo quería pegarle duro al bailazo para cerrar con broche de oro ese escenario de Pa’l Norte 2018.

Algunas personas no dejaban de bailar, y otros como que nomás no se hallaban. Es por eso que aquí les contaremos qué tal se puso el show de Justice en tierras regias.

Lo que sí rifó de Justice

1.- Las iluminación/producción
Si hay algo esencial en un concierto de música electrónica son las luces. La producción del escenario del dueto se rifó cañón en el escenario Tecate Original. Había una estructura de iluminación por encima de ellos que se iba moviendo lentamente, y detrás del dúo, también había unos amplificadores que en realidad era más del juego de luces que se prendían y apagaban con cada beat francés. ¡Joya!

2.- La gente
Si eres un festival y no estás lleno en tu última presentación, fracasaste como festival. Para el último show de Pa’l Norte en ese escenario, miiiiles de personas, se reunieron para ver a los franceses. Y aunque no todo fue perfecto, los fans demostraron su amor por Justice en medio de gritos, aplausos y muuuuucho baile.

3.- Justice para todos
Con el mar de gente, las posibilidades de alcanzar a ver algo resultaban casi imposibles. Pero los Pa’l Norte se pusieron pilas y transmitieron el concierto en las pantallas que estaban en el escenario ATT&T, justo a un lado del escenario Tecate original, así que hubo Justice para todos. Muchos se acostaron y toda la cosa.

Lo que no rifó de Justice

1.- DANCE
Triste pero cierto. Una de las más esperadas y de las más conocidas de la banda, dejó mucho que desear, lo que provocó la decepción de mucha gente a la que alcanzamos a escuchar quejarse. No fue la producción sino el bajo ánimo con la que la tocaron. Chale.

2.- Poca interacción
Si algo emociona a un fan es cuando un artista interactua con él, pero aunque Gaspard Augé trató de acercarse para buscar aplausos, el concierto se sintió seco y con mucha falta de carisma.

2.- Tremendo lodo
Tampoco estuvo nivel Corona Capital 2014, pero había partes que era imposible caminar y tenías que rodear para poder seguir tu camino. No es culpa del dueto, evidentemente, pero la producción hubiera puesto más tapetes para que no se les mancharan de lodo sus Yeezyz a los juniors.

Comentarios