Saldívar se comió a Neuer y tiene a Pumas en las puertas de la liguilla

Con la mejor versión de Alfredo Saldívar, Pumas cerró al jornada 16 con un triunfo dramático triunfo en la cancha del Santos Laguna 2-1 y no sólo se metió de lleno a la pelea por entrar a la liguilla, sino que ahora depende de sí mismo y una victoria ante Gallos en la última fecha, los dirigidos por David Patiño estarán sellando su pase a la Fiesta Grande.

El Pollo Saldívar ha estado acostumbrado a las críticas por errores puntuales que son acreedores a esos corajes que sacan canas verdes, pero esta vez se comió a Manuel Neuer y hasta le quitó el invicto a Santos en casa.

Los universitarios fueron dominados a lo largo de los 90 minutos. Santos acosó el área de los capitalinos, pero Saldívar cerró la cortina con al menos una decena de atajadas que frustró los intentos de Djaniny Tavares y Julio Furch.

A los cuatro minutos, Marcelo Díaz puso en ventaja a los auriazules con un tiro libre que superó la barrera y entró por la esquina inferior del arco de Jonathan Orozco.

A partir de ese momento, Santos comenzó con los ataques al área visitante y cuando era inminente el empate, Nicolás Castillo aumentó la renta con el segundo gol del encuentro.

 

El acoso lagunero fue mayor en el segundo tiempo, cuando jugó hasta con cinco atacantes, pero fue un defensa, Carlos Izquierdoz, quien acercó a los norteños en el marcador.

 

De cualquier forma, Santos no se movió del segundo lugar en la tabla general, pero cerrará la temporada regular ante América y en caso de no ganar, podría caer hasta el cuarto peldaño y sus rivales norteños, Monterrey y Tigres, le podrían comer el mandado.