Aquí nos tocó vivir

Esa lluvia no la tuvo ni Obama: así el primer debate del 2018

Porque no hay fecha que no se cumpla, los cinco presidenciables se reunieron en el corazón de la Ciudad de México, entre manifestaciones, operativos policiales, invitados políticos y, claro, Tlaloc, Dios mexica que no se dejó pasar inadvertido este domingo.

Y es que esta tarde, en las calles de Tacuba y Donceles, esquina con Eje Central, hubo gente que se dio cita tanto para armar consignas contra ya sabes quién, como también para apoyarlo.

Como luchitas al más puro estilo mexicano, en una esquina de Donceles se encontraban los adversarios de AMLO y en la otra sus simpatizantes: repartían consignas mientras figuras del ámbito político arribaban al centro histórico.

¿Fashion Police?

Las calles de Tacuba y Donceles se convirtieron en los accesos para los candidatos y las “figuras” políticas, respectivamente, quienes llegaban enfundados en trajes formales declarando la victoria de sus gallos.

Pero, más allá de simples accesos, estas entradas parecían ser una pasarela al puro estilo de los Oscares, pues entre los gritos (que no eran precisamente de admiración) los políticos eran abordados por la prensa y luego ingresaban a Palacio de Minería.

candidatos llegando a Palacio de Minería

Todos los presidenciables arribaron por Tacuba, descendieron de sus autos y caminaban hacia el Palacio hasta que…

¡Esta lluvia no la tiene ni Obama!

El último en llegar a la cita fue López Obrador -Margarita Zavala fue la primera en arribar a Minería, luego Anaya y después El Bronco, -todos acompañados de su pareja-.

Pero AMLO tuvo un tino para que a su llegada se soltara la lluvia, Tlaloc llegó y dijo “aquí estoy, en el corazón de la CDMX” y movió a toda la prensa hacia su carpa, -excepto a una valiente reportera , Selene Ávila de ADN 40, que se la jugó con su camarógrafo y se quedó transmitiendo la llegada de ya sabes quién.

lluvia primer debate
Foto: Especial

Tlaloc también hizo a un lado a los manifestantes que se replegaron por Eje Central y buscaron un lugar para resguardarse.

Fue hasta que la lluvia dio tregua y los inconformes volvieron a salir y a gritar consignas mientras en Mineria seguía el debate y en la sala de prensa los reporteros, redactores y empleados del INE se secaban en la plaza Manuel Tolsá.

Y esto sólo fue el primer debate presidencial. La siguiente cita será en Tijuana el 20 de mayo a las 21:30 horas.

Comentarios