En Paraguay, el conservador Mario Abdo gana las elecciones presidenciales

Mientras acá apenas estamos en debates, Paraguay es uno más de los países de Latinoamérica que ya definió a quién le encargará la administración de su gobierno por los próximos años. El ganador de las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio, eventualmente tendrá tratos con Mario Abdo, el nuevo mandatario electo de Paraguay.

Luego de una jornada bastante movida, el candidato del Partido Colorado, Mario Abdo Benítez, fue confirmado por el Tribunal Supremo de Justicia Electoral (TSJE) como el nuevo presidente de Paraguay. Esto tras el escrutinio del 99% de las mesas que dio como resultado los siguientes números: Abdo 46.46% de los votos, mientras que su más cercano adversario de la coalición “Alianza Ganar”, Efraín Alegre, se quedó en 42.73%.

De acuerdo con estimaciones del TSJE, 67.5% de las cerca de 4 millones de personas registradas para votar participaron en las elecciones, en las cuales Abdo llegó como el candidato favorito. Desde que se tenía el 96% de las meses electorales revisadas, el presidente del TSJE, Jaime Bestard,  dio como ganador al representante del partido en el poder, señalando como “irreversible” la tendencia de la elección.

“Sean bienvenidos quienes quieren construir una patria justa, una patria con equidad, una patria con moral, con instituciones fuertes, independientes”, dijo Mario Abdo en su primer mensaje como presidente electo.

Y mientras Abdo daba insinuaciones de dar seguimiento al gobierno de Horacio Cartes, el opositor Efraín Alegre dijo respetar el casi 3% de diferencia que lo alejó de su aspiración presidencial… aunque también estará a la espera de ver si por ahí no hubo algunos errores que disminuyan la distancia de votos. “Efectivamente son resultados preliminares, que indican una diferencia de 3% en beneficio del candidato de la lista 1 (Abdo). Nosotros respetamos y apreciamos y seguimos el proceso como corresponde”, señaló el abanderado de la coalición “Alianza Ganar”, a la espera de la verificación de actas.

Así como pasará en México, en Paraguay no sólo se eligió presidente. También se puso en contienda las curules del congreso y los gobernantes de 17 departamentos… y mientras que los resultados del Congreso se darán a conocer la próxima semana, desde ahora el Partido Colorado puede festejar que se llevó carro completo: presidencia y la mayoría de los departamentos en disputa.

Con una agenda marcadamente conservadora (en lo ideológico), Abdo asumirá el cargo en agosto próximo. De acuerdo con la BBC, aunque se espera que haya más apertura en lo económico, el retroceso será en temas de derechos civiles, de género  y de apoyo a minorías… ya que el presidente electo se declaró “pro vida” y en contra del matrimonio igualitario.

Comentarios