Caos y largas filas en el estreno del transporte complementario a Santa Fe

Con nueve días de atraso, el transporte complementario hacia Centro Santa Fe, de la Línea 7 del Metrobús, se estrenó en medio de empujones, largas filas y caos, todo lo que se supone que debería revertir este servicio.

Y es que la falta de información e indicaciones para las usuarios fue una de las razones que dio origen al caos afuera de Metro Auditorio.

Récord de tardanza

De acuerdo con Reforma y La Jornada, la gente tuvo que hacer largas filas para abordar los autobuses M1 con dirección a Santa Fe, algunos aseguraron que el servicio era ineficaz pues incluso antes de las 9 am los autobuses comenzaron a escasear y en un lapso de media hora, sólo habían pasado dos camiones, que iban a toda su capacidad de pasajeros.

Además, muchas de las personas desconocían dónde debían abordar las unidades.

Y fue así como la fila de gente aumentó, ante la desesperación de quienes necesitaban llegar a tiempo a destino.

Además de este incómodo detalle, algunas unidades invadieron los carriles exclusivos del Metrobús, lo cual generó más caos en Reforma.

Para rerebasar a las unidades del transporte complementario, los camiones de Metrobús tuvieron que invadir a su vez los carriles centrales, complicando el tránsito a los demás conductores.

¿Unidades insuficientes?

Antes de dejar la jefatura de Gobierno CDMX, Miguel Ángel Mancera informó que a partir del 15 de abril entraría en operación el servicio complementario.

Según las autoridades, el servicio contaría con 30 unidades que recorrerían el tramo Auditorio-Reforma-Santa Fe.

Transporte complementario Metrobús Santa Fe
Fila de usuarios para abordar autobuses a Santa Fe. Foto: La Jornada.

Pero en su día de estreno, la realidad fue otra.

Fue a partir de las 10 am que comenzaron a llegar más unidades a Auditorio y poco a poco las filas de los usuarios dejaron de ser tan largas, sin embargo, otro problema apareció: la saturación de los autobuses.

La Secretaría de Movilidad (Semovi) CDMX puso en marcha un programa que aún no está lo suficientemente afinado, a pesar del pronóstico.

Por lo pronto, Semovi tiene una varias tareas por hacer y son colocar las señalizaciones en todo el corredor, informar a los usuarios y hacer más efectivo este transporte, el cual hace un año causó polémica entre vecinos de Reforma, usuarios y el entonces jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

**Foto de portada: Reforma.

Comentarios