¿Problemas? La Comisión Europea investiga a Apple por la compra de Shazam

A finales de 2017, los ejecutivos de Apple decidieron invertirle 340 millones de euros para comprar Shazam. Sus objetivos eran claros: como a Siri todavía le falla la búsqueda de canciones al momento, querían hacer más fuerte a Apple Music con las capacidades más avanzadas de Shazam. Sin embargo, su plan se topó con un percance inesperado que se llama Dirección General de Competencia de la Comisión Europea.

Este lunes, 23 de abril, la dirección encargada de verificar que todos jueguen limpio en la Unión Europea arrancó una investigación a la compra de Shazam. De acuerdo a CNN, los altos mandos están preocupados que esta unión de empresas disminuya las opciones de música por streaming para los consumidores europeos.

Actualmente, Spotify Apple Music ganan 1 millón de clicks al día a través de Shazam. Una de las preocupaciones de esta compra para la Unión Europea es que si la compañía de la manzana decidiera cerrar Shazam o solamente dirigir a las personas a sus propio servicio de canciones, Spotify sufriría las consecuencias. Además, afirman que es posible que Apple utilice los datos de sus usuarios y “convencerlos de cambiar a su programa de streaming”.

La comisionada de competencia, la danesa Margrethe Vestager, dijo: “La forma en la que las personas escuchan música ha cambiado significativamente en los últimos años. Cada vez más y más europeos usan servicios de streaming. Nuestra investigación intenta asegurar que los fanáticos musicales puedan seguir obteniendo ofertas atractivas de streaming y no se encuentren con menos opciones después de esta compra”.

En Apple seguramente recordarán que la Comisión Europea ya los multó con 14 mil millones de euros hace algunos años. También, pueden preguntarle a Google y su multa de 2.7 mil millones de euros; o a Qualcomm que tuvo que desembolsar 997 millones de euros; y entre todos podrán confirmar que cuando la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea se mete en la forma en la que haces negocios, sí hay de qué preocuparse.