Detienen a supuesto asesino de Javier Valdez; se “robustece” investigación que vincula crimen con labor periodística, dice fiscal

Ayer por la noche, casi a la par que nos enterábamos del fatal destino de los tres estudiantes de cine desaparecidos en Tonalá, Jalisco, la Procuraduría General de la República (PGR) y la Policía Federal realizaron en conjunto la detención del supuesto asesino del periodista Javier Valdez.

De acuerdo con las autoridades, la aprehensión del sujeto identificado como Heriberto “N”, El Koala, se dio en Tijuana en cumplimiento de una orden girada por el delito de homicidio doloso. Según el fiscal especial para la atención de delitos cometidos contra la libertad de expresión, Ricardo Sánchez, aún falta la detención de dos personas que, presuntamente, son cómplices de El Koala. “Presumimos que al menos tres personas participaron en el asesinato de Valdez”, indicó el fiscal.

 

Extraoficialmente se ha manejado que el sicario que acabó con la vida de Javier Valdez era sicario de Dámaso López Núñez El Licenciado, uno de los operadores de Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa. Sin embargo, Sánchez prefirió no detallar con cuál grupo criminal se vincula al detenido. No obstante, señaló que efectivamente era integrante del crimen organizado. “Es muy temprano para dar ese tipo de información, lo que sí puedo decir es que esta persona trabajaba, se encuentra vinculada a la delincuencia organizada, y que también hay dos órdenes de aprehensión vigentes en este momento”.

Recordemos que Javier Valdez, periodista y cofundador del semanario Riodoce, fue asesinado en Sinaloa el 15 de mayo de 2017 a manos de un grupo armado que, primeramente, le cerró el pasó a su vehículo, para después disparar en su contra en al menos 12 ocasiones. El caso de Valdez, junto con el de Miroslava Breach, han sido de los más sensibles ocurridos recientemente contra periodistas en nuestro país, sobre todo por la indiferencia de las autoridades para dar avances en las investigaciones correspondientes. Por ejemplo, en el caso de Javier Valdez, una de las líneas de investigación fue que el asesinato fue para tratar de robarle su vehículo…

Pero bueno, ahora con la captura de El Koala, se “robustece” la línea de investigación que indica que Valdez fue ejecutado por su labor periodística, la cual se especializó en temas relacionados con el narcotráfico. Al menos eso dijo el fiscal: “la vinculación que tiene el homicidio con la libertad de expresión es fundamental en este caso, la fiscalía así lo analizó, analizó de manera muy seria el trabajo de la víctima y todas las posibles relaciones y las intercruzó con las líneas de investigación y evidencia, y podemos afirmar en este momento de manera presuntiva que sí existe una relación entre el trabajo periodístico de Javier y el homicidio”.