Entretenimiento

Cómo aprender a tomar las mejores decisiones, según una jugadora de Póker

¿Café o té?, ¿tacos o tortas?, ¿Corona o Indio?, ¿metro o pesero?, ¿de qué sabor escoger el helado? Los enigmas de la vida nos obligan a tomar decisiones todo el tiempo, algunas veces, no son tan fáciles como las anteriores, pero finalmente hay que tomarlas como un factor determinante que nos llevará al éxito o al fracaso, así, sin medias tintas.

Algunos ponen en la balanza los pros y contras, otros examinan todas las opciones, mientras que los más rebeldes se van por la opción opuesta, pero la jugadora de póker, Annie Duke ha revelado al mundo que la mejor manera de  tomar decisiones inteligentes y exitosas, reside nada más y nada menos que en el póker. ¡Qué tal!

perros jugando cartas
Pixabay

Duke, asegura que la mejor manera de agarrar al toro por los cuernos y hacer frente a las decisiones, es comparando cualquier situación cómo lo hicieron en una estrategia de póker. “Hay muchas cosas ocultas a la vista, mucha información que no tenemos o no conocemos y cuando se trata de predecir el futuro, la suerte también interviene”, tanto en el juego como en la vida”, explica.

Pero, ¿Con base a qué lo asegura? Pues Annie Duke realizó un doctorado en ciencia cognitiva en la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, antes de descubrir su pasión y debilidad: el juego de naipes, en el que cada jugador recibe cinco cartas y puede descartar hasta un máximo de cuatro, gana el que reúne la combinación con las cartas de mayor valor.

Duke, ha tenido un extraordinario desempeño dentro del póker profesional, ganando una pulsera de oro de la Serie Mundial de Poker (WSOP), el Torneo de Campeones de la World Series of Poker,  y el Campeonato Nacional de Heads-Up Poker, además de escribir y publicar una serie de libros de superación personal.

En el libro, Pensando en apuestas: cómo tomar decisiones inteligentes cuando no tienes todos los datos (Thinking in bets: making smarter decisions when you don’t have all the facts), explica que en  la toma de decisiones, la incertidumbre se deriva de dos vertientes: La ambigüedad ante el futuro y la suerte.

via GIPHY

La estratega asocia lo desconocido ante el futuro como la regla del juego en la que “no puedes ver las cartas de otros jugadores  y eso también coincide en la mayoría de las decisiones que tomas en la vida”. Con respecto a la suerte, dice que “cada vez que hacemos predicciones sobre el futuro, la suerte puede intervenir. No sabemos cuál será la próxima carta”. Por lo que concluye que estos dos factores son los que obligan a los jugadores a buscar diversas tácticas para hacer frente a la información que desconocen, lo mismo puede aplicarse a la vida real, afirmó.

Al mismo tiempo, la jugadora recomienda ver el abanico completo de las opciones, sin ser extremistas. “Si hacemos una predicción sobre el futuro, ¿cómo puede ser blanco o negro? Estamos pensando en el futuro, por lo que no tenemos un conocimiento perfecto sobre cómo serán las cosas y la suerte siempre puede intervenir”, opina.

via GIPHY

Y es que según opina, son nuestros propios prejuicios los que nos hacen sentir amenazados ante el enigma del futuro. “Si creemos que algo es correcto o incorrecto, cuando procesamos información nueva que es contraria a eso que pensamos vamos a rechazarla, pero si sabemos que nuestra opinión sobre algo está en el medio y alguien nos ofrece información diferente, estaremos más abiertos a ella. Y eso nos permitirá pulir y mejorar nuestras ideas”, opina.

Duke, quien también es fundadora de la organización “How I Decide” aplica estos conocimientos para ayudar a que los  jóvenes a desarrollen el pensamiento crítico y la capacidad de tomar decisiones, enfatiza en que siempre que se deban tomar decisiones se deben tomar en cuenta los siguientes aspectos:

via GIPHY

Mostrarnos abiertos: Si nos encaprichamos con que nosotros somos de la verdad absoluta, tendremos un sesgo de pensamientos el cual nos limitar la visión  a ver sólo un lado las posibilidades, inconscientemente buscaremos a personas con nuestra misma ideología, para reafirmar nuestros pensamientos, pero lo único que conseguiremos es ampliar el abanico de posibilidades y con ello perdernos más.

Esto me hace recordar un episodio de ‘Brain Games’, en el que  pedían que el  publicó seleccionara entre dos peleterías, la primera que sólo vendía helados de sabor fresa, chocolate y vainilla, o la segunda que tenía una amplia gama de sabores, según explican los expertos, a mayor variedad de opciones, el paradigma de elección será mucho más grande y por ende, será más difícil decidir. Contrario a lo que pasa con la peletería donde sólo tenían tres opciones. Duke coincide con esta teoría.

via GIPHY

Buscar opciones contrarias: La segunda cosa qué debemos hacer según la ex-jugadora retirada en 2012, es apoyarnos en personas que tengan un punto de vista diferente al nuestro, lo que permitirá tener diferentes perspectivas, y evitar el sesgo qué existe cuando pensamos en tener la razón.

Por eso, “es de mucha ayuda formar grupos que nos complementen ante ideas que nos son desconocidas o cuando estamos siendo parciales en la toma de una decisión. Si te pones como propósito cambiar tu opinión sobre algo todos los días—y no me refiero a que tengas que pasar del blanco al negro—, te convertirás en una persona con mayores habilidades para tomar decisiones”, sugiere Duke.

Estamos hablando de:

annie duke decisiones paradigma de eleccion poker

Notas relacionadas:

Comentarios