‘Las palabras no alcanzan’: del Toro reacciona al asesinato de estudiantes de cine

Guillermo del Toro es un director que ha hecho de la fantasía y el horror, sus dos más grandes protagonistas. Este último, desde que comenzó su carrera, ha explorado diversas formas y se manifiesta, en muchas de sus producciones, en formas humanas y sobrenaturales. Sin embargo, nada de lo que pueda imaginar del Toro, podría superar la realidad y el horror de un país como México…

De acuerdo con la Fiscalía de Jalisco, los tres estudiantes de cine desaparecidos en el estado, fueron asesinados y disueltos en ácido sulfúrico por una de las organizaciones criminales más violentas y peligrosas del país: el Cártel Jalisco Nueva Generación. ¿La razón? Al parecer fueron confundidos con miembros de otro grupo de narcotráfico llamado Cártel Nueva Plaza. ¿Su error? Estar, tal cual, en el momento y lugar equivocados.

Ante la situación, el director mexicano ganador del premio Oscar reacciono en su cuenta de Twitter: “Las palabras no alcanzan para entender la dimensión de esta locura. 3 estudiantes son asesinados y disueltos en ácido.  El ‘porqué’ es impensable, el ‘como’ es aterrador”.

Días antes de que ocurriera la desaparición, del Toro dio una conferencia sobre cine en Guadalajara después de haber recibido el Oscar como Mejor Director por su trabajo en la multipremiada, The Shape of Water

El caso de Salomón Aceves Gastelúm de 25 años, Marco Ávalos y Jesús Daniel Díaz, ambos de 20 años, se suma a una enorme lista de desapariciones forzadas y homicidios como consecuencia de una guerra contra el narcotráfico que lleva poco más de 10 años. De acuerdo con algunos medios, la lista de homicidios durante los seis años de gobierno del Enrique Peña Nieto, asciende a las más de 100 mil víctimas.

estudiantes desaparecidos cine tonalá
Salomón Aceves Gastelúm, Marco Ávalos y Jesús Daniel Díaz. / Foto: web

Estos tres estudiantes, secuestrados el 19 de marzo en Tonalá, Jalisco mientras grababan un proyecto escolar en una casa de seguridad que, dicen, era propiedad de una célula criminal; y el caso de César Ulises Arellano Camacho, quien fue encontrado sin vida hace un mes en la barranca de Huenititán, también forman parte de una situación grave de vulnerabilidad hacia los estudiantes y jóvenes en México que comenzó a tomar fuerza después de la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Guillermo del Toro, desde que comenzaron las exigencias por parte de la población para encontrar a estos tres estudiantes, se unió a la causa “Nos faltan tres”. También, el director formó parte de la producción del documental Ayotzinapa, el paso de la tortuga de Enrique García Meza.

Comentarios