5 señales de que estás listo para comenzar una maestría

Seguirte preparando para tener una mejor calidad de vida es una muy buena señal. No, no te preocupes por finalmente estar dando este paso a la señorez y adultez, ¡te va a gustar! Te lo prometemos, todo va bien.

Las cosas no están tan fáciles y la neta, es un mundo y un momento muy competitivo laboralmente. Hay que echarle todas las pilas del mundo y de entre las opciones que podrías tomar, está la de seguir estudiando. Si ya pasaste esa bonita etapa de ser estudihambre en la Uni, el paso lógico siguiente podría ser hacer una maestría. Y aunque son dos experiencias bien distintas de la vida estudiantil, aún así es muy padre e inspirador poder seguir construyendo algo para ti.

sopitas-piramide-alimenticia-del-estudihambre

Cuando estás en la uni, medio elegiste la carrera porque te ‘llamaba la atención’, tal vez elegiste esa carrera para estudiar en otro lado y salirte de tu casa, o porque no tenías muchas opciones, pero si ya llovieron unos añitos de que saliste y comenzaste la vida godín, muy probablemente la realidad ya te pegó en la carota y tienes una mejor perspectiva de la vida, de lo que te gusta -y no tanto- y sobre todo del siguiente paso laboral que te gustaría tomar. Si sufres este síntoma, posiblemente también sufras los siguientes:

1. Madurez

No cualquiera regresa a las aulas y evaluaciones por iniciativa propia. Eres una persona fuerte que sabe que está preparada para nuevos retos.

2. Ya sabes qué buscas

O por lo menos, sabes cuáles son sobre todo tus debilidades y quieres hacerlas fortalezas.

3. Neta quieres aprender

Ya no es ir a hacer ‘fondo-fondo-fondo’ en el bar horrible que está cruzando la calle del campus; es sentarte hasta el frente, poner atención, anotar todo y estudiar al mil por ciento antes del examen. Y claro que se vale el ‘fondo-fondo-fondo’, pero si el trago es tu prioridad, probablemente quieras pensarlo un ratito más.

4. Estás trabajando

Y es lo más recomendable, al poder poner en práctica enseguida todo lo aprendido en tu nueva etapa. También estás consciente de que esto significa muchas noches de llegar y estudiar, en lugar de ver Friends por milésima vez.

5. Le sabes rascar a las oportunidades

Hay miles de becas que se desaprovechan en México cada año, y por si fuera poco, también hay muchas oportunidades muy accesibles y sencillas para obtener un préstamo. En tu mente, ya estás pensando de qué manera complementar las dos y no morir en el intento.

Si sufres estos síntomas ¡felicidades! Estás más que preparado para pasar noches en velo, hacer horas extra de trabajo y tarea, decirle adiós a esas salidas los viernes por la noche y básicamente…solo ver el Instagram de tus amigos pasándola bien en la cena a la que no pudiste ir ¡PERO OYE! Nada de eso, se va a comparar a la satisfacción de haberte invertido y construido en alguien más preparado.

Si de verdad estás interesado en seguir este camino, además de recibir todos los sopi-aplausos de los sopi-becarios, te recomendamos echarle ojo a la App de BBVA Móvil y cheques lo fácil que puedes pedir y obtener un préstamo desde tu celular, casi al instante! Ahora solo queda una pregunta:

Comentarios