AMLO acusa que la sociedad civil ‘fifí’ quiere apoderarse de la Fiscalía Anticorrupción

“La mafia del poder quiere nombrar al fiscal anticorrupción. Más claro, ni el agua” decía Andrés Manuel López Obrador en un mitin que organizó el martes, 24 de abril, en el Estado de México. Pero eso no fue lo único que dijo, en la presentación declaró que el Instituto de la Transparencia es una “tapadera”. Y ya como estaba encarreradito, el candidato presidencial de Morena no se contuvo y acusó que “quienes se dicen de la sociedad civil, entrecomillas, quieren apoderarse de la Fiscalía Anticorrupción”.

El tabasqueño, específicamente declaró que no va a permitir que “un asunto tan delicado como el combate a la corrupción quede en menos de Claudio X. González, o de los fifís, de ellos mismos. O sea, es como dejar la iglesia en manos de Lutero. No es posible eso”.

—La Fiscalía General en México del 2018 es igualita a la Iglesia Católica del siglo XVI—

Entonces, ¿cuál es el plan para la Fiscalía Anticorrupción de López Obrador? 

El plan del Peje será de acuerdo a la ley, y dijo textual: “¿Qué dice la ley? Que el Presidente presenta una terna (de candidatos) para nombrar al Fiscal General, y que el Fiscal General, en su momento, presentará una terna para el Fiscal Anticorrupción y el Fiscal Electoral”.

Sin embargo, la propuesta de Andrés Manuel López Obrador se saltó una parte importante de la ley. Actualmente, en el artículo 102 de la constitución se establece que sí, el presidente presentará una terna para nombrar al Fiscal GeneralSin embargo, esto sucederá después de que el Senado de la República integre “una lista de al menos diez candidatos al cargo, aprobada por las dos terceras partes de los miembros presentes”.

Para que el presidente pueda enviar su terna de candidatos preferidos sin que fueran propuestos por el Senado, la única opción es que el Senado se tarde más de veinte días en elegir a sus opciones para Fiscal General. Sin embargo, las asociaciones civiles que López Obrador acusa de ‘fifís’ intentan hacer una reforma.

Hace poco más de dos meses, un conjunto de 300 organizaciones civiles decidieron lanzar la iniciativa #Reforma102que tenía las intenciones de crear una fiscalía “cuyo titular sea una persona competente y no un aliado político del gobierno en turno”. Tal vez recuerden este movimiento a inicios del 2018, ellos son los que usaban el hashtag de #FiscalíaQueSirva.

Las reformas propuestas por estas asociaciones civiles al Artículo 102, entre otras cosas, es que no tenga control partidista y que sea “autónoma e independiente”.

En el evento de este martes, López Obrador mencionó a este colectivo: “Están dale y dale de que no aceptamos que se reforme el 102 porque quieren ellos nombrarlo. O sea, la mafia del poder quiere nombrar al fiscal anticorrupción”, dijo.

Actualmente, no hay un Fiscal general en México, después de los escándalos del Fiscal Carnal —¿se acuerdan?—, Enrique Peña Nieto anunció que se van a esperar hasta que pasen las elecciones para que se elija a la persona que ocupará el cargo. El presidente dijo, que debe esperar a que baje “la efervescencia política” para hacer el nombramiento correspondiente.