¿Nada que ocultar? Información de agenda de Lozoya es reservada por Pemex hasta 2023

Luego de reservar por tres años información relacionada a la forma en que se dio un contrato de casi  2 mil millones de pesos a Odebrecht, en Pemex siguen con esa línea nada sospechosa de poner bajo llave elementos que – quizás – sirvan para meter al bote a uno que otro funcionario y, esta vez, se da a conocer que se reservó información de la agenda de reuniones del exdirector Emilio Lozoya, personaje señalado como el receptáculo de sobornos de la firma brasileña.

Sólo unos años, tampoco hay que exagerar… será hasta 2023 que nos podamos enterar a detalle de las visitas y reuniones que Lozoya entabló como responsable de la paraestatal, esto bajo el argumento de que el caso Odebrecht está siendo investigado por la Procuraduría General de la República (PGR) y pues, para qué la gente se tiene que andar enterando se esos asuntos. “Existen elementos suficientes para clasificar la información objeto de la solicitud de información que nos ocupa, ya que de dar a conocer la información requerida se pondría en riesgo las investigaciones que se están llevando a cabo por parte de la PGR y la SFP”.

Esto último fue lo que recibió la organización Mexicanos contra la Corrupción recibió como respuesta a una solicitud de la copia del libro de visitantes, agenda o servilletitas en las que se asentara el registro de visitas a la oficinas del director de Pemex durante el semestre de 2013, periodo en el que se ha indicado que habría negociado la entrega de un contrato correspondiente a la refinería de Tula, Hidalgo.

Hay que recordar que funcionarios de la constructora brasileña han declarado ante la justicia del país sudamericano que, durante el periodo señalado, fue cuando visitaron a Emilio Lozoya para concluir los “negocios” ya amarrados desde que el susodicho era parte de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto. En total habría recibido 10 milloncitos de dólares a cambio de contratos de obra pública.

Foto: Grupo Fórmula

Según se sabe desde agosto de 2017, Lozoya solicitó y recibió, primero, 4 millones 100 mil dólares entre abril y noviembre de 2012, lapso en que quien sería a la postre director de Pemex se reunió con Luis Alberto de Meneses, el director superintendente de Odebrecht en México. En esos encuentros Lozoya proporcionó el nombre de una empresa offshore registrada en las Islas Vírgenes Británicas: Latin American Asia Capital Holding, para que ahí enviaran las transferencias bancarias.

Quién sabe a dónde fue a parar tanto billete verde… pero cuando EPN ganó la presidencia y nombró a Lozoya director de Pemex, los de Odebrecht lo buscaron y le pidieron ayuda para ganar contratos. Así acordaron correrle 6 millones de dólares: dos sin condición alguna y cuatro adicionales si llegaban a ganar el contrato del proyectos de remodelación de la refinería Miguel Hidalgo, en Tula. Y bueno, hasta 2023 sabremos si Lozoya tuvo el descuido de recibir a tan honorables visitas en su despacho. Parece que así fue, sino para qué tapar la información…

Comentarios