Casi como ser enviado a la friendzone: “Una foto no significa mi apoyo”, le dice Cárdenas a Barrales

Le pasó a Rafa Gorgori, a El Chapo… y ahora a Alejandra Barrales: entendió mal las señales que le mandó su respectivo crush. Bueno, en el caso de la candidata a jefa de gobierno de la CDMX, no tiene que ver algo amoroso, pero sí la hizo suspirar el creer que tenía de su lado a ese ser mítico conocido por haberse puesto a las patadas con Carlos Salinas de Gortari (y salir victorioso en lo simbólico): Cuauhtémoc Cárdenas.

Ayer por la mañana, la exlíder nacional del PRD presumió en redes su foto con el coordinador de Asuntos Internacionales del Gobierno de la Ciudad de México e ídolo de la chaviza de finales de los 80. “El ingeniero Cárdenas es un ejemplo de congruencia y dignidad. Él comenzó la lucha por la que México dio un giro definitivo hacia la democracia y es gracias a su ejemplo que varias generaciones decidimos dar la batalla por la CDMX”, escribió Barrales para acompañar la postal que muchos de la llamada izquierda quisieran presumir.

La imagen comenzó a correr por redes sociales y ella fue leída como la integración de Cárdenas a la campaña de Barrales… o, mínimo, su apoyo. Así lo interpretaron internautas, periodistas y analistas políticos: unos felicitando, otros criticando y algunos desgarrándose las prendas, preguntándose “qué diría don Lázaro si estuviera vivo y viera con quién se anda juntando su vástago”.

Sin embargo, la aclaración de la fotografía llegó por cuenta del propio Cárdenas, quien no conforme con mandar a la friendzone política a la Barrales, dio a entender que su campaña es de tintes panistas, contrarios a los que él toda su carrera ha apoyado. “Fotos no significan mi apoyo (…) en lo nacional no apoyaré a ninguna campaña conservadora”, escribió en ingeniero en su cuenta Twitter. ¿Entonces va con Sheinbaum? “En la CDMX votaré por el compañero del Centro L. Cárdenas: Marco Rascón”… ¿Quién? Súper Barrio o, como también ya es conocido, la ratota del Mundo de Beakman.

Marco Rascón, Súper Barrio
Foto: IzqMx

Luego de la bateada del líder histórico del PRD, la candidata del Frente le bajó a su emoción inicial y reconoció que, la mera verdad sí, nomás se reunió con el Cuauh para pedirle “su consejo”, sin que hubiera declaratoria de por medio.

Notas relacionadas:

Comentarios