En medio de ola de violencia en Guerrero, fiscal del Estado renuncia… dice que por “razones personales”

Y mientas ayer se daba a conocer que, a plena luz del día, un grupo armada ingresó a una escuela primaria para secuestrar a una mujer… el titular de la Fiscalía General de Guerrero (FGE) presentó su renuncia. ¿No aguantó la presión de la chamba? Nahhh, el dice que su dimisión es exclusivamente “por motivos personales”. Seguro, campeón…

En medio de la ola de inseguridad y violencia que azota a la entidad, el titular de la Fiscalía del Estado, Xavier Olea Peláez, presento su renuncia ante el Congreso de Guerrero y el gobernador Héctor Astudillo. A pesar de las condiciones en las que intentó ejercer su cargo, el funcionario agradeció el apoyo de la administración… remarcando que se va por motivos personales.

 

“He querido hacer del conocimiento del señor gobernador Héctor Astudillo Flores esta decisión y las razones personales que me motivaron; en primera instancia por ser el jefe del ejecutivo y en segunda por el respeto, el cariño y la amistad que entre nosotros existe”, dijo el ahora exfiscal al dar a conocer que se baja del barco.

Por su parte Astudillo dijo reconocer, primero que le haya avisado que le deja botado el changarro y, luego, el trabajo que como fiscal realizó… sobre todo “en tiempos muy complejos en Guerrero”. “Han sido los tiempos seguramente más complejos que se han vivido en Guerrero y los que no escapa por supuesto también el país, los problemas que se atraviesan no son únicos de Guerrero y sin duda la participación, la capacidad, el conocimiento, la experiencia de Xavier hicieron que los problemas que eran muy grandes se pudieran enfrentar”.

Bastante complejos… ya que, pese a lo que siempre menciona Astudillo cuando ocurre un hecho violento en la entidad, el crimen ya no sólo se da entre miembros del crimen organizado, ni es exclusivo de alguna zona o de la situación económica de la población. Por ejemplo, el secuestro reportado ayer, fue contra la encargada de la cooperativa.

De acuerdo con el vocero del Grupo Coordinación Guerrero (GCG), la mujer plagiada era vendedora de estampitas, que usualmente atendía un puesto en las afueras de la primaria “Francisco Sarabia”, en la colonia Renacimiento de Acapulco.