Los nuevos males del siglo XXI

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha trabajado recientemente en la investigación de algunos males psicológicos que afectan la población nacional.

Este mes dio a conocer un estudio sobre una nueva obsesión: el tecno-stress. Este mal consiste en el deseo incontrolable por la adquisición de gadgets o tecnología como celulares, computadoras, juegos de video. El trastorno afecta principalmente al 25% de la población de entre 25 y 55 años de edad, bajos los síntomas de inquietud, cambios repentinos de carácter, irritabilidad, angustia y aislamiento.

Alejando Córdoba, presidente de la Asociación Nacional de Especialistas de Salud Mental del IMSS, señaló que el padecimiento de tecno-stress está ligado con otro, llamado Síndrome de Burnout o de agotamiento.

De acuerdo con el IMSS, el Síndrome de Burnout afecta al 60% de la fuerza laboral en el país. Los síntomas de este mal son dolor de cabeza, fatiga, mal humor, presión alta e incluso infartos. Está vinculado a malos hábitos como pueden ser: rolar turnos, mala alimentación, falta de sueño y permanecer en una actividad laboral por más de 10 años.

Los más afectados por el Burnout son las enfermeras (70%), los maestros y médicos (60%) y los policías y servidores públicos (40%).

Las cifras de la población víctima de estos trastornos han aumentado significativamente en los últimos 30 años. El IMSS reveló que las personas afectadas por el Burnout se cuatruplicó y está provocando pérdidas económicas a las empresas, pues resulta en un promedio de siete días de incapacidad por empleado.

El IMSS señaló que esta institución brinda ayuda global contra los malestares físicos y psicológicos de dichos padecimientos (como dolores de brazo, espalda, cabeza, angustia, ansiedad, insomnio). Ojalá también brinden atención inmediata y no contribuyan al stress de sus pacientes, haciéndolos esperar horas y horas.

Notas relacionadas:

Comentarios