Para saber quién ronca más, se aprueba creación del Sistema de Evaluación de Diputados

A la espera de que no le pase lo mismo que al asunto del desafuero, legisladores aprobaron el proyecto para crear el Sistema de Evaluación de Diputados, con el cual se pretende (como su nombre lo indica) evaluar, medir y publicar permanentemente el desempeño de los honorables personajes que cada que quieren van a echarse su coyotito en sus cómodas curules.

Como dictan los protocolos, ahora que la iniciativa del priista Edgar Romo fue aprobada por un arrollador 358 a dos (votos), tendrá que ser enviada al Senado y, ahí, avanzará hacia su promulgación… o no. Depende de qué tan conformes estén los senadores con dar a conocer el trabajo de los diputados, quienes en términos de confianza fueron calificados recientemente con un penoso 4.8 (en escala del 1 al 10).

Pero bueno, según explicó el propio Romo, su proyecto pretende que los 500 legisladores de San Lázaro sean evaluados cuantitativa y cualitativamente, esto en función a presentación de iniciativas, tránsito de propuestas, coordinación de agendas de trabajo, asistencias, intervención en comisiones, votaciones, entre otros. “Queremos decirle a México qué calidad de diputados tenemos. Si pasaron el examen o lo reprobaron: si son aptos para ser legisladores y reflexionar si le va a dar voto de confianza”, señaló el priista para Nación 321.

¿Y luego qué? Ah pues la información de dicha evaluación será dada a conocer con miras a la reelección de diputados. Hasta ahora no existe un sistema que los ciudadanos puedan consultar para conocer cómo le han chambeado sus representantes… y antes no había mucho problema, ¿no?, pero ahora se deben tener algo con qué decidir si el diputado se avienta otra lamida al hueso o mejor se va a buscar trabajo a otro lado.

 ¿Y quién se encargará de la evaluación? Según el proyecto, será un Consejo el que se lleve el trabajo de implementar el sistema. Este consejo será un órgano institucional conformado por diputados, ciudadanos, representantes de universidades y empresarios, quienes tomarán en cuenta los derechos, prerrogativas, facultades, atribuciones y obligaciones previstas en la Constitución Política, la Ley Orgánica del Congreso General, el Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General, el Reglamento de la Cámara de Diputados y demás disposiciones aplicables.

Los resultados evaluaciones serán de carácter público y se difundirán de manera permanentemente en un sitio electrónico, actualizándose al término de cada periodo de sesiones.