¡Ahí te hablan Loco Valdés! China castigará a quienes se burlen de las figuras históricas

En China las reglas están cambiando y una de ellas cambiará la manera de ver la historia. A partir de este viernes, si vives en el gigante asiático,, insultar a una figura histórica, dañar la reputación de un héroe nacional, dudar que los actos de un mártir fueron reales o cuestionar qué tan cierta es la historia que te cuentan en la escuela, se convirtió en ilegal. 

Si eso pasara en estos lados, olvídense de reírse con el Enano del Tapanco, de decirle Quince Uñas a Obregón o de preguntar si es en serio que Juan Escutia se lanzó con la bandera o nomás le falló el paso. Es más, sería tan ridículo como si la Secretaría de Gobernación te regañara por hacer un chiste de Bomberito Juárez.

meme-avísenme

—¿Qué? ¿La última si pasó? ¡Avísenme!—

Volviendo a China, la Ley de Protección de Héroes y Mártires —ese es el nombre oficial— fue aprobada por unanimidad por el Congreso del país asiático. Entrará en vigor el primero de mayo y, aunque no tiene penas específicas hasta el momento, sí promete castigos administrativos y sanciones criminales en contra de todo aquel que dañe monumentos y que insulte o difame a los héroes. 

De acuerdo al Washington Post, en las escuelas chinas les enseñan a los niños de las “grandes proezas” de sus figuras en contra de Japón o de los “heroicos” miembros del Partido Comunista que dieron la vida en la guerra civil. Sin embargo, no hay ni rastro de eventos trágicos de la historia china como la hambruna en los cincuenta, la Revolución Cultural setentera de Mao o las protestas de la Plaza de Tiananmén.

Los expertos dicen que la creación de esta ley es únicamente para proteger la versión histórica del Partido Comunista, que además, ya tenían rato tratando de aplicarla. Desde diciembre la ley está en los archiveros del congreso y unos años atrás los historiadores han tenido encuentros muy incómodo con las autoridades.

En 2016, el historiador Hong Zhenkuai fue obligado a dar una disculpa pública por cuestionar la veracidad de la historia de “los cinco héroes de Langya”. Esta historia, cuenta que cinco soldados chinos mataron a decenas de soldados japoneses y, antes de rendirse, decidieron lanzarse por una montaña gritando “larga vida al Partido Comunista”.

 

Según Xinhua, la agencia oficial de China, la ley promueve el patriotismo y los valores esenciales del socialismo. Además, prohibe que difamen a los héroes y distorsionen o minimicen sus acciones.

Un historiador entrevistado por el Washington Post, aseguró que después de esta ley “solamente la versión oficial va a existir” y criticó fuertemente la implementación legal de — — una “verdad histórica”. Viendo el lado bueno, al menos acá no arrestan a nadie por dudar del Pípila.

Comentarios