¿Feliz Día del Niño? En pobreza 5 de cada 10 menores en México

A la espera de que los empresarios lancen un anuncio como el de los chavitos que defienden la reforma educativa pero ahora reclamando mejores condiciones económicas, les contamos que aproximadamente sólo el 50% de los niños de nuestro país pueden decir que tienen un “feliz” 30 de abril.

De acuerdo con números del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), cinco de cada 10 niños de México se encuentran en situación de pobreza… hecho que empeora cuando hablamos de menores indígenas. En este caso, hablamos de ocho de cada diez. Datos recogidos en 2016 indicaban que 52.3% de los menores de 11 años vivían en carencia económica. ¿Creen que en dos años hayan mejorado la situación? Nosotros tampoco… así que imaginen qué tanto habrá subido el índice de 53.6% de niños en pobreza moderada y de 9.7% en pobreza extrema.

Tres niñas indígenas nahuas en el interior de su casa. México cuenta con tasas de pobreza infantil superiores al 20% segun informe para el desarrollo 2004 de la ONU.

Según reporta La Jornada, el Coneval apunta que – mínimo – hay 20.7 millones de niños y adolescentes que viven en hogares con algún tipo de precariedad. Esta situación, en teoría, debe ser atendida con prioridad, ya que hay altas probabilidades de que sus consecuencias sean irreversibles y negativas. ¿Cómo? Tratando de mejorar la situación de los niños que viven en contextos vulnerables, ya que su situación de pobreza va de la mano con problemas de desnutrición y, en consecuencia, aumento del riesgo de mortalidad y, en caso de vivir para contarla, presentar serios daños en el desarrollo cognitivo.

Y bueno… ya que ahora está tan en mencionado el tema educativo, el Coneval señala que los gobiernos que se han encargado de este país entre 2008 y 2016 sólo han podido disminuir el rezago educativo 4.6%… dato que no se puede presumir tanto como quisieran, ya que la deserción escolar en 2015 se elevó, principalmente, por motivos económicos. En el caso de preescolar, pasó de 4.8 a ¡26%! Entre jóvenes de 15 a 17 años. Con esos índices de deserción no debe sorprender entonces que haya 2.5 millones de niños de entre cinco y 17 años trabajando, número que significa el 8.4% del total de esa población.

¿Qué hacer? Implementar políticas públicas que tomen en cuenta las realidades heterogéneas que enfrentan los grupos poblacionales, eliminar los obstáculos que enfrentan los niños para lograr un mejor futuro y atender las necesidades de la primera infancia… pa’ empezar: todo para que todos los niños crezcan con las mismas oportunidades. Hacia ese objetivo se dirige el reciente pacto firmado por los candidatos presidenciales… sólo falta que cumpla aquel que llegue a Los Pinos.

Comentarios