Mundo

En Malasia dictan la primera condena por publicación de noticias falsas

En Malasia ya castigan las fake news (noticias falsas) ya sea con una multa económica o con la prisión y esto fue lo que sucedió con Salah Salem Saleh Sulaiman, danés de origen yemenita, que fue condenado por difundir un video en el que criticaba a la policía del país.

Salah Salem tendrá que pasar una semana en prisión y pagar una multa de cerca de 2 mil 100 euros —476, 569 pesos—, por la realización y la difusión en YouTube de un video en el que acusaba al servicio de urgencias de reaccionar con lentitud para atender a un palestino, integrante de Hamas, baleado.

Al parecer se trataba de una crítica a la reacción del servicio de urgencias, pero las autoridades de Malasia protestaron por las afirmaciones que Salah hacía en el video y decidió emprender jurídicamente en contra del danés.

Salah Salem Saleh Sulaiman condenado por difundir fake news
Salah Salem Saleh Sulaiman. Foto: AP.

Según el Tribunal, Salah publicó fake news (noticias falsas) “con mala intención a través de un video en YouTube“.

En el juicio, el danés reconoció que no sabía en que problema se estaba metiendo al hacer ese video y dijo que también desconocía de qué iba la ley en contra de las noticias falsas.

¿Contra las fake news?

En este país asiático, el pasado 11 de abril, entró en vigor una ley en contra de la difusión de noticias falsas.

De acuerdo con esta ley, resulta un crimen que cualquier persona produzca, publique y distribuya noticias falsas de “manera maliciosa”.

El delito puede ser castigado con hasta seis años de prisión y una multa de hasta 170, 000 dólares.

Malasia ley para combatir fake news
Un anuncio en Kuala Lumpur en contra de las “noticias falsas”. Foto: Reuters

Según esta ley, se consideran noticias falsas “cualquier noticia, información, dato o informes que son total o parcialmente falsos, ya sea en forma de reportaje, video o grabaciones de audio”.

Sin embargo, aunque pueda ser una ley que tenga por objetivo contener el flujo de la falsa información, diversas organizaciones defensoras de derechos humanos han señalado que esta norma es demasiado ambigua y puede ser un arma del gobierno en contra de sus opositores.

Por lo pronto, el extranjero Salah Salem ya fue condenado por “desinformar” a la sociedad de Malasia.

**Foto de portada: Reuters.

Comentarios