Estados Unidos considera aplazar la imposición de aranceles sobre 6 países

El día de ayer, la Casa Blanca anunció que retardaría la decisión de imponer aranceles sobre las importaciones estadounidenses de acero y aluminio provenientes de la Unión Europea, México y Canadá durante 30 días.

Aseguran que, lo anterior, para evitar una posible batalla comercial con Europa al momento en que Estados Unidos se está preparando para una negociación comercial con China esta semana. Recordemos que no será sencillo debido a las acciones de subida de aranceles que han emprendido las dos naciones.

En el anuncio, se agrega que todas las negociaciones se centran en las cuotas que restringirán las importaciones, evitarán el transbordo y protegerán la seguridad nacional. Con relación a esto, la administración de Donald Trump aseguró que ya llegó a un acuerdo con Corea del Sur sobre las importaciones de acero y alcanzó pactos preliminares con Argentina, Brasil y Australia sobre el acero y el aluminio. Acuerdos que se espera sean cerrados pronto.

Que a lo mejor siempre no

En lo que representa una contradicción a lo que Trump mismo fijó como plazo, se sabe que el presidente está considerando la posibilidad de “perdonar” permanentemente a la Unión Europea, México, Canadá, Australia, Argentina y Brasil de los aranceles correspondientes al 25% a las exportaciones y el 10% a las de aluminio. Mismas que fueron acordadas por su gobierno en marzo pasado.

Fue justo en marzo cuando se decidió conceder exenciones temporales hasta ayer por la noche para decidir sobre su ampliación o aplicación inmediata.

La respuesta

Por su parte, la Unión Europea aseguró que si pierde sus privilegios va a responder aplicando nuevos aranceles sobre productos estadounidenses que son importados por el bloque.

Hay que señalar que la UE es el mayor exportador de acero a Estados Unidos: el año pasado la cifra era aproximadamente el 5% del total de las importaciones estadounidenses.

La portavoz de la cancillería alemana señaló que su país reconoció el aplazamiento y sigue en la espera una exención permanente, pero será él quien decida cómo continuar.