Si nuevo TLC no está en una o dos semanas “entramos en terreno delicado”, dice representante comercial de EU

Sin afán de meter presión, Robert Lighthizer, el flamante representante comercial de Estados Unidos en las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC), advirtió que, si a más tardar en dos semanas no se cierra el acuerdo, será muy difícil que el actual Congreso de su país lo apruebe. Lo cual dejaría el asunto en “terreno delicado”.

Durante un encuentro realizado en la Cámara de Comercio estadounidense sobre China, Lighthizer expresó su deseo de que el acuerdo comercial sea amarrado en las próximas semanas. Para ello, adelantó que mostrará un sentido de “urgencia” en las negaciones a celebrarse próximamente… el lunes, para ser exactos, será el día en que se tiene planeado que se reunirán los representantes de México, Canadá y Estados Unidos, para continuar con las renegociaciones. “Me gustaría terminarlo una o dos semanas después (de regresar de un viaje a China). Si no, comenzaremos a tener problemas”, agregó el funcionario.

Chrystia Freeland, Ildefonso Guajardo y Robert Lighthizer
Foto: Reuters

Al respecto, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, señaló que los tres gobiernos que integran el TLC todavía mantienen algunos desacuerdos sobre varios temas. En el caso de las demandas que ha establecido Estados Unidos, no hay buen consenso en las cláusulas referentes a los mecanismos de solución de disputas comerciales, así como la clausula de caducidad del Tratado, con la cual se tendría que revisar en un periodo de cinco años. Además está el tema del sector automotriz, así como el de los bajos salarios que imperan en nuestro país.

Sin embargo, ahora resulta que hasta en la Casa Blanca se tiene confianza de que el convenio llegue a buen destino en los próximos días… claro, si se mantiene el “buen progreso” con el que se han dirigido las negociaciones. “Esperamos que estas negociaciones sean completadas al final de esos 30 días”, señaló la vocera presidencial Sarah Sanders.

El comentario de Sanders salió a cuento de la reciente extensión de 30 días que Trump concedió al tema de aranceles a las exportaciones de acero y aluminio. México, Canadá y la Unión Europea tendrán un mes de exención. En el caso nacional y canadiense, este beneficio se debe a que los gringos han notado “algunos progresos” en las renegociaciones para modernizar el TLCAN. “No voy a adelantarme a decir cómo se ven, pero tenemos 30 días para continuar en esas negociaciones y ojalá podamos alcanzar un acuerdo que funcione para todos”, agregó Sanders.