Tras el #19S, necesario que Metro y Metrobús cuenten con plan de contingencia

Después del sismo del 19 de septiembre del año pasado, la Ciudad de México se enfrenta a la reconstrucción no sólo de su estructura inmobiliaria, sino también de su movilidad y este es el caso de los principales medios de transporte público, el Metro y Metrobús.

Según la consultoría Bain & Company, que llevó a cabo un diagnóstico de la ciudad chilanga sobre qué necesita para ser resiliente ante sismos u otra contingencia, se deben desarrollar planes de acción para el Metro y el Metrobús.

En especial, se trata de las Líneas 1 —Observatorio-Pantitlán, 2 —Cuatro Caminos-Tasqueña— y 3 —Indios Verdes-Universidad—, del Metro y las Líneas 1 —Indios Verdes-El Caminero, 3 —Tacubaya-Tepalcates— y 5 —Río de los Remedios-San Lázaro-, del Metrobús.

“Se deben reforzar las líneas 1, 2 y 3 en las cuales se realizan aproximadamente el 50 por ciento de todos los viajes”, explica el informe al detallar que el gobierno capitalino tiene la misión de revisar las estaciones más vulnerables y diseñar un plan de contingencia en caso de que dejaran de funcionar, por ejemplo, en un sismo.

Capacidad, conectividad, ubicación y antigüedad

Para el diagnóstico se tomó en cuenta, como prioridad, la capacidad, conectividad, ubicación, tipo de construcción y antigüedad de las estaciones.

“Se identificaron las líneas 1, 3 y 5 (del Metrobús) como las más estratégicas debido a la cantidad de usuarios que transportan y su conectividad. Para éstas, deben definirse planes de redundancia en caso de que enfrentaran una discontinuidad de servicios tras un sismo”, se lee en el documento al que Reforma tuvo acceso.

O sea que estos criterios permiten identificar cuáles son los tramos y las estaciones más vulnerables o más estratégicas de estos servicios de transporte.

De acuerdo con Bain & Company, ante una contingencia, como un sismo de alta magnitud, el gobierno CDMX debe contar con un plan de respuesta para que el servicio no se interrumpa y, en vez de ser un problema más, se sume a las herramientas con las que la ciudad cuenta para enfrentar una situación adversa.

Y aunque en la versión pública del diagnóstico no se detalla cuánto dinero necesita el gobierno capitalino para poner en marcha estos planes, se afirma que con la focalización de recursos se puede asegurar que el transporte esté mejor preparado y así seguir con su operación.

Pero, “en caso de que esto no fuera posible, que se cuente con un plan de contingencia para mitigar el impacto de que no se encuentren funcionando”, expone el informe.

El Metro en el #19S

Horas después de que se registrara el sismo de magnitud 7.1, aquel 19 de septiembre, el Metro, Metrobús y el Sistema M1 dieron servicio gratuito con el objetivo de aminorar el tránsito en las vías de la capital y agilizar el desplazamiento de la población.

El Metro, por ejemplo, sólo estuvo detenido 10 minutos y siguió operando, excepto la Línea 12.

**Foto de portada: El Universal-web.

Estamos hablando de:

Metro Metrobús