Pa’ que aprendan cómo se hace: funcionarios de Coyoacán se roban joyas aseguradas a ladrones

Pues si en Argentina unos ratoncitos se comieron media tonelada de mota… aquí las ratotas lograron tragarse relojes y artículos de oro. In-cre-í-ble…

De acuerdo con Milenio, tras el robo a una joyería cometido el pasado 20 de abril, las autoridades se habían vestido de gloria con la detención de los responsables y la recuperación del botín… pero ahí fue cuando comenzó el verdadero atraco. Según las víctimas, los amantes de lo ajeno se habían llevado un total de 972 alhajas y 382 relojes… sin embargo,  sólo les regresaron 10 relojes y 198 piezas de oro. ¿Qué, qué, qué… y lo demás?

Obvia mente se presentó la queja correspondiente.

A raíz de la “desaparición” de gran parte del botín asegurado, servidores públicos de Coyoacán son investigados… pues a ver si de casualidad ellos no fueron los responsables de lo que parece ser un “post robo” en pleno Ministerio Público. Bueno, también hay que decir que se le echó más ganas al procedimiento interno de la Visitaduría Ministerial luego de que un noticiero de Denise Maerker se exhibió que lo recuperado y entregado al MP habría sido sustraídos de las instalaciones.

Por su parte, la Procuraduría dio a conocer que también abrió una carpeta de investigación en la Fiscalía para la Investigación de delitos cometidos por Servidores Públicos… así que parece que la cosa sí va en serio. En esta pesquisa intervienen agentes de la Policía de Investigación y personal de la Coordinación General de Servicios Periciales, “con la finalidad de deslindar responsabilidades y determinar de manera fehaciente el número de piezas puestas a disposición”.

Hugo Murillo, apoderado legal de la joyería afectada, apuntó que no hay equivocación: los propios registros fotográficos del Ministerio Público ponen en evidencia la falta de mercancía robada, la cual estuvo al menos tres días en las instalaciones. Y, aparte de uñas, selectivos los cab$%$#es: sólo devolvieron las joyas de menor valor. “Las que nadie quiso”.

Comentarios