La Roma lo intentó pero el Liverpool es finalista de Champions League