Elecciones 2018, día 34: Meade sigue estancado, Enrique Ochoa deja al PRI… pero no habrá “Plan B”

Diario de una elección, elección 2018

Querido diario, hoy escribo así, intentando hacer como que recupero un poco de la inocencia que esta campaña me ha hecho perder. Así, como si fuera José Antonio Meade, quien pese a que los empresarios lo ven feo, que nomás no levanta en encuestas y que su partido (que no es su partido) se revuelve peor que tlaconete con sal, él sigue creyendo que no hay, ni habrá, “Plan B” para su campaña. “Vamos amiguitos, ayúdenme a ganarle a ese señor López”, dijo a integrantes de ese muy animoso club conocido como Antorcha Campesina.

Bueno, él lo dijo así: “No tengan ninguna duda, en Puebla estamos aquí para ganar, no hay plan B, no hay C, no hay acuerdos, no hay componendas (…) Tenemos 58 días para redoblar esfuerzos, tenemos 58 días para convencer y tenemos 58 días para el primero de julio ganar, cuento con ustedes”.

Ahhh, ese Meade…

Pero mientras eso dice el candidato en Puebla, en los centros del priismo se concreta lo pronosticado: cambios. Y no cualquier: el líder nacional del PRI, Enrique nunca me hagan eso Ochoa Reza, deja el cargo… “quesque” para “reorientar y relanzar la campaña de José Antonio Meade, así como reencontrar a los priistas y traer refuerzos”, según Joaquín López Dóriga. ¿Entonces dejará eso de lucha contra la corrupción… o lo de “López es un peligro para México? Tan bonito que le salía el discurso.

Y con la salida de Ochoa Reza, llega un priista que también irradia carisma: el ex gobernador de Guerrero y ex subsecretario de Gobernación, René Juárez. Pues a ver qué sale…

Y regresando con las campañas…

Ricardo Anaya volvió a ganarse el bonito aplauso del sector empresarial con su propuesta de cambiar el modelo de comunicación política para evitar que futuros candidatos tengan chance de atascar los medios como él ahora lo hace. Evitar la “spotización”. “Los espots en sus canales ya no le sirven a nadie. Ya saturamos a la gente. Se los digo en serio: Lo tenemos medido, esa cantidad de anuncios ya no funciona”, dijo ante empresarios agrupados en la Cámara de la Industria de Radio y Televisión (CIRT). ¿Qué propone? Más debates.

 

Por su parte, Margarita Zavala dedicó su tiempo a aplaudir la decisión del INE de mantener arriba el spot de Mexicanos Primero (pues no que nomás les había alcanzado para tenerlo al aire el fin de semana… ¿quen’pompo?), restarle importancia al hecho de que un gobernador decida ofrecer su apoyo a un candidato de otro partido (como el caso de Silvano Aureoles por Meade… otra inocente) y, ya de pasadita, señalar lo equivocado que esta el planteamiento de una alianza PRI-PAN. “Honestamente, con mi experiencia en la política, yo nunca he pedido un voto útil, siempre he pedido un voto de conciencia y reflexionado”.

¿Ahh, qué si tiene experiencia?

En este punto de la lectura, ¿ya sienten agruras?, ¿les da coraje el despilfarro de recursos, nomás para estas mam$%&/%das?, ¿sienten dolor de cabeza e impotencia al recordar la Casa Blanca, la Estafa Maestra, el Paso Express, el caso Odebrecht… y los gobiernos de Javidú, César Duarte y Betito Borge? Pues lo que tienen son síntomas de un problema de salud pública: “Rabia colectiva”, según el secretario de Salud, José Narro. ¿Entonces no es que estén hartos del gobierno, sino que están enfermos? Ayyyyy, no ma%&/n. “Eso una alegoría, es una forma de decir que hay inconformidad en la población porque hay un mal gobierno para qué van a estarle dándole tantas vueltas, el problema de México es el mal gobierno”, señaló AMLO, en su gira por Tamaulipas, agregando que las declaraciones de gente del gabinete no están muy bien que digamos. Ya lo hizo Narro, ya también el secretario de Defensa, Salvador Cienfuegos. “Están hablando mucho. Se meten en la elección, y está bien porque son libres, pero no estaría mal que actuaran con prudencia”.

Que aprendan a EPN quien nunca ha hecho declaraciones en contra de ningún candidato (y a favor de otros, claro) y, ahora, afirma que no ha negociado ninguna declinación. “Nadie negocia conmigo, yo soy Presidente. Los candidatos y sus campañas corren en otro camino. Yo soy presidente de la República y estoy dedicado a trabajar y a cerrar bien mi administración”. Ah bueno. Pues si lo dice él, seguro así es.

¿Y El Bronco?… ¿quién?