¡No me ayudes, compadre! Giuliani mete en aprietos legales a Trump

Para variar, el presidente de Estados Unidos está metidísimo en el escándalo. Esta vez, es también por la interminable controversia de Stormy Daniels; aunque la información que apareció este jueves sí tiene posibilidades de meterlo en problemas legales. La historia que cuenta Donald Trump es que él no sabía nada de los 130 mil dólares que le pagó su abogado, Michael Cohen, a la actriz porno. Ahora resulta que no fue así

La noche del 2 de mayo, Rudolph Giuliani, exalcalde de Nueva York y nuevo abogado de Trump, apareció en Fox News para una entrevista y se le pasó la mano con sus declaraciones.

A Giuliani se le ocurrió confirmar que el entonces candidato Trump estaba al tanto del acuerdo de confidencialidad con Stormy Daniels y para agregarle, el abogado dijo que fue el propio Trump quien le pagó a Cohen los 130 mil dólares para silenciar a la actriz.

Como habrá estado la cosa que al momento que Giuliani contradice la historia oficial que contaba el presidente,  el conductor del programa, Sean Hannity —un conocido comunicador pro-Trump— termina tartamudeando y nadamás le sale un: “¡Oh!”

El problema legal con el pago a Stormy Daniels para mantenerse en silencio es que tenían la posibilidad de violar las leyes de financiamiento de campaña. Si Trump estaba enterado del pago y esos 130 mil dólares iban para no ensuciar su campaña, pero nunca los reportaron; entonces es ilegal.

Hasta antes de las revelaciones de anoche, la historia decía que Trump no sabía nada y ya con eso estaba libre de culpas. Ahora, gracias a Giuliani, nos enteramos que sí sabia y que los pagos fueron para ayudar a su intentona presidencial.

Entonces, ¿qué broncas legales le esperan a Trump?

De acuerdo a Richard Hasen, entrevistado por Vox, el desastrito es mínimo una “violación a las finanzas de campaña”. Trump le pagó los 130 mil dólares a su abogado, entonces eso significa que Cohen se aventó un préstamo a la campaña y no fue reportado. La cosa se complica cuando estas violaciones son deliberadas —como lo confirmó Giuliani— porque en ese caso sí tienen procedencias criminales.

Según Renato Mariotti, el antiguo fiscal federal, estas declaraciones no son escandalosas, es más, son parte de la estrategia de Giuliani y Trump. Básicamente, las declaraciones son un ‘acepta un error chiquito para que no te cachen con un problemón‘. Entonces, la indiscreción de Giuliani busca que culpen a Trump por fallar en las finanzas de campaña, pagar la multa y listo, darle un carpetazo a la investigación.

Eso sí, para mala fortuna de Giuliani, parece que este no es el único de los problemas en los que metió a su nuevo cliente:

Comentarios