A pesar del cierre, Cambridge Analytica seguirá siendo investigada

Ayer no enteramos que la empresa de tecnología y datos, Cambridge Analytica, anunció el cierre de sus operaciones por completo. Además de iniciar un proceso de insolvencia.

De acuerdo con The Wall Street Journal, la compañía que tuvo acceso a millones de perfiles de usuarios de Facebook  decidió cesar sus operaciones porque estaba perdiendo clientes y tenía una “montaña” de pagos legales que hacer. Efectivamente, este miércoles sus puertas no abrirán más, bajarán el switch y todos sus empleados ya entregaron su computadora.

Leer: Cambridge Analytica anuncia cierre de la empresa 

A pesar de ello, la Oficina del Comisionado de Información británico -ICO- anunció que la empresa seguirá siendo investigada por las autoridades británicas.

Mediante un comunicado, el ICO señaló que continuará con las investigaciones civiles y penales buscando perseguir a los individuos o directivos que sean necesarios, incluso aunque la empresa no siga operando.

De la misma forma, supervisarán “de cerca” a cualquier compañía sucesora utilizando los poderes para auditar e inspeccionar, “para asegurar que el público está protegido”.

Cambridge Analytica es parte del SCL Group, una firma que ofrece una variedad de servicios de datos, análisis y comunicación en todo el mundo, con sede en Gran Bretaña. En ese sentido, el presidente del comité parlamentario que se ha dedicado a investigar el escándalo de Facebook, Damian Collins, señaló que aunque la empresa haya cerrado, aún están en condiciones se investigar a los antiguos directores de SCL y Cambridge Analytica. 


Lo anterior a pesar de que hace 9 días Clarence Mitchell, un publicista que fue contratado para representar a Cambridge Analytica, asegurara que la empresa fue víctima de malentendidos y de información errónea que dejó a la compañía como el villano de una película de James Bond.

Afirmó que la compañía no utilizó ningún dato de la red social Facebook en el trabajo que hizo para la campaña presidencial del ahora presidente Donald Trump, además de que nunca trabajó en la campaña del Brexit. 

Dijo que la información fue recopilada por otra compañía que, por contrato, está obligada a cumplir con las reglas de protección de datos por lo que la información se eliminó en cuanto Facebook comenzó a cuestionar el acto.

Insistió en que nunca se violó ninguna ley, pero por las moscas, ya ha ordenado una investigación independiente que actualmente está en curso.

Clarence Mitchell, Cambridge Analytica
Foto: Reuters/El Universal