#EpicFail Macron a la Pepe Le Pew después de decirle ‘deliciosa’ a esposa de primer ministro

No perdieron ni un segundo y después de que Emmanuel Macron le dijera “deliciosa” a Lucy Turnbull, esposa del primer Ministro de Australia, Malcolm Turnbull, el presidente de Francia es mejor conocido como Pepe Le Pew en tierras australianas.

Y es que The Daily Telegraph se armó un súper photoshop y se rió un poco de la bochornosa escena que protagonizó Macron y el primer Ministro.

Al finalizar una conferencia de prensa en conjunto, antes de que el presidente francés terminara su visita oficial en Australia, Macron agradeció en inglés, un idioma que al parecer era su fuerte, la hospitalidad de Malcolm Turnbull y su esposa.

Emmanuel Macron y el primer Ministro de Australia
Conferencia de prensa del presidente de Francia y el primer ministro de Australia. Foto: Getty Images.

Y entonces, sucedió:

“Gracias a ti y a tu deliciosa esposa por su cálida bienvenida”, dijo Macron en la conferencia de prensa, ¿sin darse cuenta de lo que había dicho?

Es posible que Macron haya querido decir delightful o lovely, que significa “encantadora”, pero el mandatario aplicó la de Enrique Peña Nieto —quién puede olvidar el famoso infrastruchure— y terminó confundiendo los calificativos.

A pesar del error, los medios reportaron que Macron se tomó esta situación con humor y la prensa australiana retomó el error del mandatario.

The Daily Telegraph, por ejemplo, imprimió en su portada la foto de ambos líderes pero con un gran detalle: el rostro de Macron fue suplantado por la “carismática” cara del buen Pepe Le Pew. Así, reafirmando estereotipos (en redes ya surgió el#deliciouswife), la prensa y Emmanuel Macron han lidiado con lo que se supone fue un error de traducción.

Emmanuel Macron Lucy Turnbull
Malcolm Turnbull, Emmanuel Macron, Lucy Turnbull en el Sydney Opera House durante la visita oficial del presidente de Francia a Australia. Foto: Getty Images.

Acusado de sexista

Peeeeero por otra parte, hay algunos usuarios de las redes sociales y periodistas australianos que señalaron esta situación como “sexista” e inapropiado y que no existió un error de traducción. ¿La explicación? El viejo sexismo de un francés que no tiene excusa, como explicó el periodista Michael Balter.

En inglés, delicious se refiere a una comida, pero nunca una persona. Sin embargo, en el lenguaje coloquial, como en el español y francés (délicieuse), adquiere una connotación sexual. Así la situación diplomática internacional.

**Foto de portada: Getty Images- @mselon3

Comentarios