El eufórico festejo del Cholo Simeone desde los palcos

Atlético de Madrid certificó su pase a la final de la Europa League tras imponerse en 2-1 en el global al Arsenal y todos pudimos ver desde la televisión los festejos normales de los jugadores y cuerpo técnico. El gran ausente de ese momento fue el técnico de los colchoneros, Diego Simeone, quien pagó su partido de suspensión.

Aislado en uno de los palcos del estadio Wanda Metropolitano, el estratega celebró en estado eufórico el resultado de su equipo. No pudo abrazar a sus jugadores en ese momento, pero se convirtió en un aficionado más.

 

El timonel argentino celebró también su triunfo número 50 en competiciones europeas y ya un poco más relajado y ante la prensa elogió a su portero Jan Oblak. “Tenemos un gran portero que tuvo en la eliminatoria una actuación brillante”.

Asimismo destacó que la nueva casa del Atlético comienza a ser respetada por el peso que le imprime la afición rojiblanca.

“Los estadios empiezan a tener su fortaleza a partir de triunfos importantes; hoy pude palpar lo que siente el hincha, el campo es extraordinario“, dijo el sudamericano.

La otra cara de la moneda la vivió Arsene Wenger, quien se despidió como timonel de Arsenal en torneos de Europa y lamentó que haya ocurrido con una derrota.

“En los dos partidos hemos hecho lo suficiente para clasificarnos, es difícil de aceptar. Nos faltó la última decisión“, comentó el francés.