Noticias

A un año del feminicidio de Lesvy Rivera Osorio, universitarixs y familiares exigen justicia

¡Lesvy somos todas!“, “¡No fue suicidio, fue feminicidio!“, fueron algunas de las consignas que se escucharon el día de ayer, a un año del feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio, en Ciudad Universitaria.

Universitarias, familiares de Lesvy y activistas se reunieron en la caseta telefónica, donde fue hallado el cuerpo de Lesvy, cerca del Instituto de Ingeniería, y marcharon hacia la torre de Rectoría para exigir justicia en este caso y que se dicte una sentencia contra el presunto culpable de la muerte de Lesvy Rivera.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), el novio de la joven la estranguló con un cable de teléfono en Ciudad Universitaria, por lo que el sujeto fue vinculado a proceso por el delito de feminicidio agravado.

#NiUnaMenos

Sin embargo, a un año de la muerte de Lesvy Berlín, sus padres y la comunidad universitaria continúan reclamando justicia y trabajando para que casos como este sean erradicados.

La marcha fue convocada por organizaciones civiles como la Asamblea Interuniversitaria de Mujeres y en punto de las 14 horas, alrededor de 200 manifestantes alzaron la voz contra el feminicidio y entre pancartas, consignas y una pequeña ofrenda escucharon la demanda de Araceli Osorio, madre de Lesvy, quien exigió que se dicte la sentencia en contra del culpable del feminicidio de su hija.

“No fue tu culpa”

Esta semana, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México emitió una recomendación para la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y el Tribunal Superior de Justicia capitalino por las violaciones a derechos humanos que se cometieron en el caso del feminicidio de Lesvy.

Y es que hace un año, el manejo de la información por parte de las autoridades capitalinas fue altamente criticado, pues al notificar el fallecimiento de Lesvy Berlín lo primero que hicieron fue publicar un par de tuits en los que afirmaban que la joven consumía drogas y alcohol, además de dar detalles de su vida cotidiana.

La primera versión de las autoridades se enfocaba en un supuesto suicidio, del cual el novio había sido testigo sin haber hecho nada al respecto.

Pero los familiares de Lesvy rechazaron esta versión y la PGJCDMX redirigió la investigación hacia otro móvil.

Ahora, un año después de la muerte de Lesvy, la CDHDF emitió “18 Puntos Recomendatorios“, entre los que están la indemnización a las víctimas por daño material e inmaterial, rehabilitación de las víctimas (proporcionarles atención médico-psicológica especializada) y la investigación de las autoridades que actuaron de manera negligente en la averiguación penal, así como en la atención a las víctimas.

Por otra parte, este nueve de mayo se realizará la audiencia de seguimiento del caso en las salas orales del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de las voces de sus estudiantes, pondrá una placa memorial de Lesvy en la caseta telefónica donde fue encontrado su cuerpo, porque la Ciudad de México y el país exige ni una niña, adolescente y mujer menos.

**Foto de portada: @OCNF-derechoshumanos.org.mx

Comentarios