Aquí nos tocó vivir

Típico: te echas una siesta con una bolsa de basura en la cabeza y movilizas a la policía

Es un hecho que cuando uno tiene sueño, casi cualquier lugar parece un buen sitio para descansar. Ya sea un tubo del metro de la CDMX, la ventana del camión en el que vas o hay quienes incluso manejan el súper poder de dormir mientras van parados en el transporte público (con ronquido y toda la cosa). Pero de eso a quedarte dormido a un lado de una carretera es otro nivel, y aún más intenso cuando se te hace una buena idea cubrirte la cabeza con una bolsa de basura y movilizas a la policía porque piensan que se trata de un crimen.

Típico: te echas una pestañita con una bolsa de basura en la cabeza y movilizas a la policía

Pues eso pasó el 4 de mayo en la carretera México-Querétaro, a la altura del municipio de Cuautitlán Izcalli, cuando varios automovilistas que pasaban por el lugar se dieron cuenta de que había un cuerpo embolsado a un lado de la carretera. Así que dieron aviso a las autoridades, quienes se movieron a la aparente escena del crimen sólo para descubrir que el supuesto cadáver no era más que un sujeto tomando una siesta. 

Típico: te echas una pestañita con una bolsa de basura en la cabeza y movilizas a la policía
Foto: Especial

Khé?! Pues sí, a un hombre de aproximadamente 30 años se le hizo una buena idea echarse una pestañita en el camellón a lado de la carretera y para cubrirse de los rayos del sol, se puso una bolsa negra de basura encima. Pero su sueño se vio interrumpido por la autoridad, quienes le hicieron algunas preguntas para verificar que estaba bien y luego lo dejaron ir. Y hasta se ganó su propio apodo, pues los oficiales lo nombraron El Lázaro, en referencia al personaje de la biblia que resucitó.

Típico: te echas una pestañita con una bolsa de basura en la cabeza y movilizas a la policía

No podemos culpar a El Lázaro por haberse echado “un coyotito” a plena luz del día, porque cuando el sueño aparece es imposible vencerlo, aunque viendo la situación del país no fue muy buena idea ponerse una bolsa encima. Lo bueno de todo esto es que no andaba muerto ni de parranda, sólo estaba durmiendo.

Comentarios