Ciencia

La última teoría de Stephen Hawking

El físico teórico y  astrofísico más importante de los últimos tiempos, Stephen Hawking, trabajó hasta el último momento para tratar de comprender los misterios del cosmos. Diez días antes de su muerte, había enviado a corrección el texto que contenía una nueva teoría sobre el origen y destino del universo, como  un complejo patrón de similitudes.

No estamos solos. Apoyando la hipótesis de los universos paralelos, Hawking trabajó  durante los últimos veinte años de su vida, a comprobar la existencia de un multiverso, un conjunto de universos tan lejanos al nuestro que nunca han podido ser observados pero que cuentan con diversas características y similitudes entre cada uno de ellos y al nuestro, de tal forma que el  multiverso tienen las mismas leyes de la física que la Tierra, cuerpos celestes, soles, galaxias y seres vivos afines a nuestro Sistema Solar, con todo y las 200.000 millones de estrellas que pueblan nuestra galaxia.

La última teoría del cosmos que el astrofísico propuso junto con la colaboración de  Thomas Hertog, un físico belga de la Universidad Católica de Lovain, fue publicada recientemente en la revista especializada ‘Journal of High Energy Physics’, donde que esta conjetura científica explica de una manera más sencilla lo que pasó hace 13.800 millones de años, de acuerdo con la teoría del  Big Bang, estructurada  por el mismo  físico teórico.

creadores teoría multiverso
Pinterest

La teoría del Big-Bang, es la más aceptada dentro de la comunidad científica para explicar el origen del universo, en la que se afirma que el cosmos estaba en un estado de alta densidad y se expendió para permitir la formación de las partículas subatómicas y átomos a escalas cósmicas. Ahora, con la nueva teoría, se detalla que a partir del proceso conocido como inflación, la expansión de ese punto minúsculo, no sólo se creó nuestro universo, sino también  se crearon infinitos múltiples en algún lugar  del espacio.

Pero la teoría de los universos infinitos no es nueva, fue creada en la década de los ’80, por Hawking y  su colega estadounidense, James Hartle sin embargo se planteaba la disyuntiva de que si existen infinitos universos con infinitas variaciones en sus leyes físicas, no hay manera de predecir en qué Universo nos encontramos.

También otros científicos, se habían planteado la posibilidad de multiversos en constante inflación, creando el concepto de “inflación eterna”, pero en esta teoría, todos los universos tendrían características totalmente diferentes, donde las leyes de la física podrían funcionar de formas muy distintas y no habría  forma de que existieran las mismas estructuras de materia que conocemos.

No obstante, tanto Hawking como Hertog, no estaban satisfechos con la teoría de los universos infinitos hasta hace poco.  El propio Hawking expresó en una entrevista en 2017 que nunca había sido “un fan” de la idea del multiverso. “No estamos reducidos a un único Universo, pero nuestros hallazgos implican una reducción considerable del ‘multiverso’, hasta un abanico mucho más pequeño de universos posibles”, dijo el profesor.

Pero dos décadas estudiando todas las líneas de investigación para comprobar su teoría de universos múltiples y declarar lo contrario, nos hace pensar que como buen científico, se negaba a manifestar su hipótesis antes de comprobar su teoría. Enviar el texto a Thomas Hertog unos días antes de su deceso, nos hace pensar que confirmó y comprobó su hipótesis. Hertog, había aprobado la última versión del texto para su publicación.

La última teoría de Hawking y Hertog, es un desafío para los astrónomos, que deseen continuar desarrollando esta teoría y estén dispuestos a buscar pruebas sobre la existencia de estos posibles universos paralelos, los dos científicos ya han hecho su aportación al mundo, dejando pautas matemáticas para que lo consigan, posiblemente en menos de lo que pensamos.

Comentarios