¡Sacude el craneo! Jinete se armó una reseña del primer de Hell & Heaven 2018 🤘

Por: Jinete

En una época en la que los festivales musicales están a la orden del día en la Ciudad de México, este viernes las “tribus urbanas” que gustan del metal y las guitarras distorsionadas, se dieron la oportunidad de sacudir el cráneo en el Hell And Heaven 2018, con un cartel que viaja por diferentes momentos del rock duro.

En este primer día la nostalgia nos invadió con los hermanos de Scorpions, que nos llevaron por un recorrido musical que invitaba a la gente a revivir tiempos pasados, con varios de sus éxitos que sonaban tan frescos que parecía que el tiempo no había pasado por ellos y mucho menos por la voz del káiser Klaus Meine, que se dio un festín saboreando cada una de las canciones que interpretaba mientras la raza mexicana llegaba al clímax de la noche.

Scorpions en CDMX
Foto: Lalo Landeros

Otra de las bandas que llamo mucho mi atención fue el proyecto metalero latinoamericano llamado De La Tierra (DLT), que manejan un rock duro con letras punzantes que hablan de lo que sucede en toda América Latina. El grupo tiene mucho ‘punch’ y gran calidad, definitivamente son de esas recomendaciones que se deben dar de boca en boca para mostrar el trabajo alterno que tienen Alex González (Maná), Andrés Giménez (Animal), Andreas Kisser (Sepultura) y Harold Hopkins (Puya). Sin temor a equivocarnos este es un concepto muy recomendable.

¡Sacude el craneo! Jinete se armó una reseña del primer de Hell & Heaven 2018 🤘
Foto: Raúl Kigra

Para los fans del metal gótico y de la década de los 90, apareció en el escenario Moonspell, banda de origen portugués comandada por el legendario Fernando Ribeiro, que con su voz hizo alcanzar un orgasmo sonoro a las asistentes que se daban cita a escuchar a este ángel caído del cielo, quien desgarrando su garganta dio muestra de por qué son tan queridos en nuestro país.

¡Sacude el craneo! Jinete se armó una reseña del primer de Hell & Heaven 2018 🤘
José Jorge Carreón

Uno de los momentos estelares de este primer día del Corona Hell and Heaven fue la participación de los ingleses de Deep Purple, pioneros en este género musical y para muchos, junto con otras bandas de los años 60, padres del heavy metal. La expectativa era mucha, quizás la voz de Ian Guillan no está como en sus mejores años, pero solo con verlos en la tarima a varios nos temblaban las patitas por escuchar varias de las canciones con las crecimos y nos hicimos amantes de este género. Así comenzaron a sonar los acordes de un éxito tras otro que nos transportaban con su magia a la época del rock duro, logrando de esta manera cumplir para muchos el sueño de ver en directo a estas leyendas vivientes de la música.

Así estuvo el primer día del Corona Hell & Heaven 2018 🤘
Foto: Raúl Kigra (OCESA)

Para los amantes del trash metal la actuación de Testament desato la furia del cielo que, como ya es costumbre con sus aguaceros de mayo, dio tremenda bañada al personal, que aferrado escuchaba esas liras atascadas hasta que no tuvieron de otra que correr a refugiarse del clima. Pero con todo y esa tormenta Chuck Billy y su banda fue de las más sobresalientes, demostrando que ni el poder de Tláloc detiene a la agrupación de San Francisco, que hizo que más de uno se metiera al slam para sacar toda esa energía reprimida de un viernes en la CDMX, por lo que toda la comunidad metalera reunida en ese momento se dejó taladrar los oídos con la potencia corrosiva de esta banda de California.

¡Sacude el craneo! Jinete se armó una reseña del primer de Hell & Heaven 2018 🤘
Foto: César Vicuña

De las propuestas que tuvieron un buen recibimiento, fue Cardiel, un dueto venezolano ya con algún tiempo viviendo en México que fue el encargado de abrir las hostilidades del Hell Stage. Este power dúo maneja muy buen ruido al demostrar que no se necesita de muchos integrantes para hacer vibrar a la comunidad metalera que gusta de los gritos y guitarrazos.

¡Sacude el craneo! Jinete se armó una reseña del primer de Hell & Heaven 2018 🤘
Foto: Raúl Kigra

Esto fue parte de lo que pudimos ver en este primer día del Corona Hell and Heaven, que por más que uno quisiera ver a todas las bandas, a veces no se puede, porque son tantas y tan variadas las propuestas que ofrece el festival que no terminaríamos de contar todas y cada una de las cosas que nos sorprenden en el mágico mundo del metal.