Que Estados Unidos no levante sanciones es “una provocación”, dice gobierno de Corea del Norte

Aunque el gobierno de Donald Trump se ha querido colgar la medalla del proceso de paz que las dos Coreas han comenzado, desde el régimen de Kim Jong-un dicen lo contrario… y, es más, la administración de Donald Trump ni siquiera ha dado muestras de apoyo (no sólo con aplausos) al asunto.

De acuerdo con el vocero del ministro de Exteriores de Pyongyang, ya que el gobierno de Trump no ha querido retirar las sanciones contra Corea del Norte y, además, no ha cesado con el asunto de las amenazas militares, lo que hace es “provocar” a Kim Jong-un… algo que, evidentemente, poco ayuda a la desnuclearización y al proyecto de paz que hace poco acordaron los líderes de las dos Coreas.

Corea del Norte promete cerrar centro de pruebas nucleares
Encuentro entre Kim Jong-un y Moon Jae-in, para desnuclearización. Foto: Getty Images.

Además, para los que creyeron que Corea del Norte cedió ante las medidas que Trump ha tomado contra el régimen de Kim (incluyendo sus poderosos tuits), el portavoz aseguró que eso no es más que la “manipulación de la opinión pública” que se ha entablado desde Washington… por lo tanto, Estados Unidos “no debería malinterpretar como debilidad” la voluntad pacifista de Pyongyang, y advierte que “no sería propicio” continuar su “presión y amenazas”.

Recordemos que hace unos días sucedió algo histórico: los líderes de Corea del Norte y Corea del Sur, Monn Jae-in y Kim Jong -un, respectivamente, pusieron fin a más de 50 años de “cero” diálogo en la península coreana. Resultado de este importante e imposible hecho, los andatarios acordaron iniciar el proceso de paz y la desnuclearización de la región… obviamente de este asunto sacó provechó Trump quien, por medio de Twitter, anunció que “la guerra en Corea había terminado”… algo de lo que los estadounidenses deberían estar orgulllosos. Claro, porque “según” tuvieron mucho que ver…

Kim y Mon
Foto: Getty Images

Puede que sí, incluso Moon Jae-in se aventó a sugerir que Trump debería ser considerado para el premio Nobel de la Paz, por su intervención en todo este asunto. Pero bueno, ahora con lo dicho en Pyongyang, habría que reconsiderar colgarle la medalla. Estados Unidos “agravar la situación en la península desplegando activos estratégicos y con su intención de emplear el tema de los derechos humanos contra Corea”, agregó el portavoz.

Esta declaración se hace a un par de días de que el presidente Trump anunciara que ya hay fecha y el lugar para su esperado encuentro con el líder norcoreano Kim Jong-un. “El viaje está agendado. Ahora tenemos una fecha y tenemos una sede. Haremos el anuncio próximamente”, dijo el mandatario estadounidense a la prensa en los jardines de la Casa Blanca antes de iniciar un viaje al Estado de Texas