“Pedir la cabeza de periodistas es fascismo”, dice Ricardo Alemán sobre respuesta a su polémico tuit

Y siguiendo con todo este delicado relajo, en entrevista radiofónica el polémico periodista Ricardo Alemán señaló que las reacciones que provocó su no menos polémico tuit son una muestra de fascismo. ¿Opiniones?

Si ayer se estuvieron reponiendo de mover la mata en el Hell and Heaven y no saben de qué les hablamos, ahí les va: el sábado, el todavía colaborador de Milenio compartió en su cuenta Twitter una imagen con la siguiente leyenda: “A John Lennon lo mató un fan. A Versace lo mató un fan. A Selena la mató un fan. A ver a qué hora Chairos”… el tuit fue acompañado de la frase “Les hablan”, obviamente todo relacionado al candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

 

Como era de esperarse, a partir de ese momento, las críticas llovieron contra Alemán, siempre señalado de ser antiAMLO y, en esta ocasión, de incitar a la violencia. Fueron tales y tan masivas  las reacciones que provocó el mensaje, no sólo por parte de internautas, sino de analistas y líderes de opinión (incluso detractores de López Obrador) que ayer por la tarde Televisa y Canal Once decidieron terminar con la relación laboral que sostenían con el periodista.

 

En fin, el caso es que hoy por la mañana esta es la posición que Ricardo Alemán tiene respecto a su cese: “Pedir la cabeza de alguien, eso es fascismo Ciro. El boicot es contra todo aquel que políticamente no piense como ellos, que piense distinto (…) Ah, pero yo no voy a leer lo que me gusta, pido la cabeza de ese (periodista), eso es fascismo”.

En el caso de su despido de Televisa, Alemán consideró que la televisora de San Ángel cometió un error al ceder a la presión de las redes. En lo que respecta a Canal Once, dijo “entender” la situación. “La directora del canal (Jimena Saldaña), es una gran dama y habló conmigo para decirme que había que tomar un tiempo tras lo sucedido. Es un canal institucional y lo entiendo“… pero con lo que sí se sacó de onda, según dijo, fue con la respuesta de algunos intelectuales. Como diciendo “¿pues qué pasó, creí que bateábamos pa’l mismo lado?”: “Lo peor es que muchos intelectuales se comieron completito el sapo y la serpiente, como Enrique Krauze”.

No es la primera vez que Alemán crea polémicas como el del sábado. Hace unos días, luego de que se realizó la manifestación por lo sucedido con los tres jóvenes cineastas de Jalisco, el ex colaborador de Televisa se reventó un comentario digno de verse si se quiere tener mala digestión. “Ya empezaron con la mamada de que fue el Estado. Hubo ayer una manifestación, una pinche manifestacioncita, así chiquita […] El tema de los jóvenes asesinados por el narco, igual que en el caso de Ayotzinapa es porque estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado”, dijo en su videocolumna. “Estos güeyes querían filmar una película sobre cuestiones del crimen. Entonces se le ocurrió al tonto, uno de ellos: ‘Ah, mi tía, yo conozco ahí’. Órale, güey. Y ahí van de hocico”, dijo en su gustada videocolumna.

Alemán comentó con Ciro Gómez Leyva que comúnmente se disculpa cuando la riega… como fue el caso del sábado, donde a las pocas horas grabó un mensaje para aclarar que no dijo lo que sí dijo e intentar aventarle la bolita a Julio Hernández de la interpretación que se le dio a su tuir. En fin, como no le salió muy bien, hoy adicionó que su equivocación fue por no saber usar la tecnología. “No somos nativos tecnológicos, me tocó escribir en las maquinas mecánicas” (cof, pero bien que supo borrar el tuit en friega, cof).

Para rematar, señaló que él como sea, pero lo que le preocupan son dos cosas: “la gente que trabajan conmigo y lo que pueda pasar con México en las elecciones, ya que se está polarizando a niveles insospechados”.

Comentarios