Estados Unidos vuelve a aplicar sanciones contra Venezuela

Este lunes fueron anunciadas nuevas sanciones en contra de 3 venezolanos y 20 empresas vinculadas al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por presunto narcotráfico. Lo anterior por parte de Estados Unidos.

En este sentido, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, instó a más naciones para aplicar de la misma forma presión sobre Caracas.

Las nuevas sanciones responden a un patrón de medidas estadounidenses que fueron reforzadas a las personas relacionadas en contra de Maduro, a quien se le atribuye la recesión e hiperinflación que causó la escasez de alimentos en el país latinoamericano, provocando la salida de cientos de ciudadanos rumbo a países vecinos.

A pesar de todo, las personas que fueron sancionadas “son bastante discretas” porque lo que se refiere que es poco probable que la medida cree dificultades económicas importantes.

Como parte de las sanciones, Mike Pence se dirigió a la Organización de Estados Americanos- OEA-, que incluye a Venezuela como miembro, para pedir mayores ‘pasos’ para aislar a Maduro.

“Cada nación libre reunida aquí debe tomar medidas más enérgicas para ponerse de pie con el pueblo venezolano y hacer frente a sus opresores” señaló ante la OEA en Washington.

Endurecer las medidas contra Venezuela

Entre los puntos que el vicepresidente sugirió a la organización se encuentra la suspensión de la membresía de Venezuela, que los otros miembros ‘corten’ con los líderes del país sacándolos de los sistemas financieros y las visas de viaje.

Hizo también un llamado a Maduro para que suspenda las elecciones programas para el 20 de mayo, asegurando que se espera la intimidación de los votantes y la manipulación de los datos.

Sin embargo, la agencia Reuters refiere que Maduro suele ‘reírse’ de la desaprobaciones de Washington culpando al ‘imperio’ de los Estados Unidos de los problemas económicos de su país. Es decir que reitera que están tratando de meterse con su administración.

Hasta el momento, 16 de las compañías sancionadas tienen su sede en Venezuela y 4 en Panamá. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos informó que son propiedad o están controladas por 3 personas venezolanas.

Comentarios