El INE propondrá a Warkentin, Alatorre y Puig para moderadores del tercer debate presidencial

De los creadores del segundo debate presidencial que se perfila para llamarse “Seis contra AMLO (cuatro candidatos + Krauze y Yuriria Sierra)”, se va gestando la tercera entrega de ese tipo de encuentros. A ver qué les parece.

De acuerdo con fuentes que Diario Reforma tiene en el Instituto Nacional Electoral (INE), hoy – por ahí de las 13:00 horas – será presentada formalmente la propuesta de moderadores para el tercer debate presidencial. Al parecer no se les hará a los que en redes movieron la idea de que Carmen Aristegui o Jorge Ramos se encarguen de dirigir las acciones. Según lo referido por el diario capitalino, los escogidos serán los periodistas Gabriela Warkentin, Javier Alatorre y Carlos Puig.

La presentación de la propuesta será realizada en una reunión que sostendrán los consejeros electorales con los representantes de los candidatos presidenciales. Hay que recordar que el tercer (y quizás último) debate presidencial se llevará a cabo el próximo 12 de junio en Mérida, Yucatán. Según se tiene contemplado, la tercera versión del encuentro en el que El Bronco propuso mochar manos a funcionarios corruptos versará sobre los primeros temas: crecimiento económico, pobreza y desigualdad; educación, ciencia y tecnología. ¿Suficiente? No: también se les cuestionará sobre salud, desarrollo sustentable y cambio climático.

Leon Krauze y Yuriria Sierra
Foto: Redacción

Si en el segundo debate – a realizarse el próximo domingo 20 de mayo – se tiene contemplada la novedosa dinámica de contar con público, el cual podrá cuestionar espontáneamente (seeee) a los candidatos (nomás seis preguntitas… tampoco serán muchas), en el tercer encuentro también habrá cambios a los acartonados debates a los que ya estábamos acostumbrados: los aspirantes responderán preguntas formuladas desde redes sociales, las cuales serán seleccionadas por los moderadores.

Momento… ¿en serio nomás seis preguntitas para el segundo debate? Pues sí. De acuerdo con el consejero Benito Nacif, de los 42 ciudadanos que asistirán al debate del 20 de mayo, sólo seis tendrán la oportunidad de cuestionar a los candidatos… por cuestiones de tiempo. Pese a ello, Nacif considera que el formato del debate facilitará “la interacción entre el ciudadano y los candidatos, y eso se logra si las preguntas se formulan directamente ahí en vivo a los candidatos presentes”.